Ir a contenido

Gente corriente

Betty Akna: «Era solo otra chica negra cantando gospel y soul»

Gemma Tramullas

Swe significa paz en la lengua del pueblo ndowe, una minoría que habita en Guinea Ecuatorial, donde el 80% de la población habla español. Swe también describe un estado de ánimo tranquilo y en plenitud, el que sienten las personas que han encontrado su lugar en el mundo. Se podría decir que Betty está en estado swe. Ndowe por vía materna, esta vecina de Barberà del Vallès acaba de ganar el premio Afrima («los Grammy africanos») por United Africa, considerado el mejor himno de todo el continenteOtro motivo de celebración es la reedición de la primera gramática ndowe-español, una joya lingüística escrita por su abuelo en 1996 y recuperada por  el Institut Catalunya Àfrica en colaboración con el Reial Cercle Artístic.

-¿Quién era su abuelo?

-Se llamaba Andrés-Ngangwé Ikuga Ebombebombe y fue ministro en el primer gobierno independiente de Guinea Ecuatorial [el país fue colonia española hasta 1968]. Pero sus desavenencias con el presidente Macías le llevaron a retirarse. Mandó a todos sus hijos a España, por seguridad, y yo nací aquí. Mis abuelos se quedaron en Guinea. Querían hacer algo por su país y su cultura.

-Su abuelo dejó la gramática como legado.

-A mi madre le ha sido muy útil. Después de dejarse la piel limpiando casas y cuidando ancianos para criarnos volvió a Guinea y ahora presenta las noticias de la televisión en ndowe. Conserva un ejemplar destartalado de la primera edición de la gramática del abuelo, que es como su biblia lingüística.

-¿Su madre le hablaba en ndowe de niña?

-No, en español. Entonces pensaban que no nos hacían ningún favor hablándonos en la lengua materna. Yo solo escuchaba el ndowe en días de reuniones familiares o fiestas.

-¿Cómo se convierte una cultura en peligro de extinción en un puntal de su vida?

-Vivimos muchos años en Sabadell y yo era la única niña negra de la escuela. Como a todos los hijos de africanos, llegó el momento en que me tocó escuchar: «Tú eres negra, tú no eres de aquí». Pero si no era de aquí, ¿entonces de dónde era? Durante un tiempo me negué a relacionarme con africanos y luego me dio por el black-power. Iba de un extremo a otro y seguía insatisfecha. Era solo otra chica negra cantando gospel y soul.

-Su búsqueda la llevó a Guinea, donde vivió entre el 2009 y el 2014.

-Esa experiencia supone un antes y después de Betty Akna. En Guinea encontré mis raíces, mi lugar en el mundo. Empecé a introducir la cultura ndowe en mis espectáculos y me di cuenta de que yo era una fusión de música tradicional, soul, gospel... incluso de sardanas, porque he cantado mucho La Santa Espina L'emigrant. ¡Por fin había encontrado las canciones que buscaba! Por eso titulé mi disco en ndowe: Lembo La Mbôka Ame (Las canciones de mi pueblo).

-Apuesto a que quienes le decían que no era de aquí no se saben La Santa Espina.

-[Ríe] Soy una fusión de varias cosas, pero por justicia soy africana. Seguro que hay muchos españoles y catalanes que han contribuido a mejorar el mundo, ¿pero guineanos cuántos hay? ¿Y ndowes? Mi abuelo dejó la gramática y yo he encontrado mi misión en esta vida, que es difundir la cultura ndowe a través de mi música.

SEnDWe will rise again (Volveremos a levantarnos) canta en la canción United Africa que ha ganado los premios Afrima.

-Lo compuse como un himno porque África tiene que resurgir. Me siento impotente ante las desgracias y me indigna que mientras a los negros nos cierran las fronteras de Europa, en mi país los blancos cobren 10 veces más. No podemos esperar que vengan a salvarnos. Los africanos tenemos que apoyarnos y trabajar para mejorar nuestras calles y barrios. A mí me gustaría hacer un intercambio cultural entre niños catalanes y guineanos. La suma de muchas pequeñas acciones, y no los actos heroicos, hará que volvamos a levantarnos.

0 Comentarios
cargando