Ir a contenido

Gente corriente

Eva Collado Durán: «La huella que dejas es tu marca personal»

Carme Escales

Eva Collado (Barcelona, 1967) quería traer niños al mundo. Pero una décima en la nota de selectividad la dejó fuera de ese destino. Hizo estudios de Graduado Social y un máster en recursos humanos y lleva 24 años disfrutando de lo que aquella décima de menos le regaló. En la esfera de las personas, allí donde está todo lo que las hace felices, incómodas, menos o más eficaces en un lugar de trabajo, ha levantado ella su pasión. «Sin personas nada ocurre», dice esta gran defensora de la digitalización de las empresas sin perder humanidad. Las redes -afirma- están ahí para hacerse una marca personal y dejar huella.

-¿Cómo fue su nacimiento en las redes?

-Fue en abril del 2011. Yo llevaba la selección de personal, formación, comunicación interna y planes de desarrollo de las personas en una empresa. Pero llegó el momento en que el mundo de los recursos humanos (RRHH) se había movido a las redes y yo estaba fuera de él. Me dijeron que tenía que entrar en un sitio con un pajarito azul. Yo llamé a una amiga -Laura Rosillo, coach digital- y me dedicó un intensivo de seis horas que despertó a la bestia. Han sido las mejores seis horas invertidas en mi vida. Las redes están hechas para mí.

-¿Qué encuentra en cada red?

-Cada red es un escaparate al mundo, una manera de mostrarle no solo lo que sabes hacer, sino también lo que eres capaz de hacer. La red social por excelencia para trabajo es Linkedin. Ahí tienes que dar una imagen superprofesional, no es para compartir estupideces. Y no está solo para colgar el currículo, sino para interactuar y conocer a profesionales. Estamos a un clic de cualquiera. Facebook es más personal. Allí, cada noche dejo un mensaje de refuerzo, una reflexión sobre mi enfoque de la vida.

-¿Y Twitter?

-Twitter es para mí la reina de las redes. Necesitas talento para manejarla bien porque  140 caracteres requieren perspicacia. Hay que retuitear, pero también hay que generar contenido propio para que la gente te ponga en valor. La huella que dejas es tu marca personal, tú eres tu marca personal.

-En el libro Marca eres tú (Ed. Rasche) explica cómo se puede llegar a tener 50.000 seguidores en Twitter. ¿El secreto?

-Yo no me he movido nunca de los recursos humanos. Es lo que conozco y lo que más me gusta. Empecé discretamente respondiendo consultas y ayudando a perfilar currículos. Quien no entienda la red como un mundo de cooperación, no triunfará en ella. Me propuse abrir un blog sobre RRHH cuando tuviera 5.000 seguidores en las redes. El momento llegó -www.evacolladoduran.com- y se dispararon las visitas.  

-Los RRHH son, hoy, los malos de la peli.

-Las circunstancias han lacrado al sector, pero yo le explico al mundo cosas buenas que pasan cuando personas y empresas se abren a la innovación y al cambio, digitalizándose. Hay que tomar decisiones muy valientes para tener las empresas que necesitamos, capaces de contratar un talento para cada tipo de negocio y de darle a cada uno el proyecto que le haga vibrar.

-¿En qué consiste su trabajo?

-Las empresas me contactan para pedirme perfiles concretos y activos en las redes. También ayudo a los comités de dirección a crear y hacer su marca personal más visible y a digitalizar equipos. Lo que más me gusta es dar conferencias. Mi sueño es dedicarme a ello de manera exclusiva.

-Escenario de carne y hueso...

-Sí, porque lo mejor de todo esto es estrechar la mano en el mundo real. Yo me he desvirtualizado con casi mil seguidores.

-¿Qué imagen se lleva de todo su éxito?

-La mirada de admiración y orgullo de mi padre. A sus 84 años, tiene acceso a todas mis cuentas -nueve- y me las vigila todas a diario. Yo le he enseñado cómo hacerlo.

0 Comentarios
cargando