Ir a contenido

COWORKING CIUTAT VELLA

Espai Born, compartir el espacio y los proyectos de trabajo

CARMEN JANÉ / BARCELONA

Caben 15 y son 15 repartidos en pocos metros cuadrados de un sótano, con cocina, sala de reuniones y poco más, que hasta hace poco acogía a artesanos y artistas relacionados con el diseño y la moda. La propietaria, interiorista, traspasó el negocio a dos de sus inquilinos, los creativos publicitarios David Ortega y Benjamín Barber, que ahora lo llevan como un coworking donde la gente «paga por trabajar», definen. Y es que el espacio cobra una cuota a profesionales por trabajar allí, a los que seleccionan con vista a asumir proyectos que entre dos personas no serían posibles: fotógrafos, programadores, diseñadores... Esto hacen que puedan funcionar todos juntos como una pequeña agencia «o seguir cada uno con sus proyectos o encargos personales», dicen.

«Cada uno hace su proyecto pero si necesita programación, o diseño, o creatividad, trabajamos todos y repartimos las ganancias. Es una microestructura que va formando macroestructuras. Creo que será el futuro del trabajo», explica Ortega.

Los dos creativos, capaces de ganar dos premios Laus de diseño mientras mantienen otros trabajos para subsistir (uno es conductor del metro y otro, camarero), confiesan que todavía no pueden vivir de su trabajo publicitario pero están en ello. Alquilar el espacio es un puente para alcanzar su sueño.

0 Comentarios