Ir a contenido

JUVENTUD BEBIDA

Un estudio detecta que jóvenes beben un 30 % menos, pero más compulsivamente

La mejor estrategia para frenar el alcoholismo juvenil es informar y formar cuanto antes a jóvenes, familias y educadores en relación al daño que causa el alcohol

Los jóvenes españoles beben un 30% menos que hace dos décadas, pero los que lo hacen son más compulsivos, según los datos recabados por la Fundación Alcohol y Sociedad (FAS) desde hace veinte años, cuyo avance han presentado hoy en Sevilla directivos de esta entidad sin ánimo de lucro.

"Se consume un 30% menos de alcohol que hace veinte años pero los jóvenes que beben, beben más de lo que se bebía hace veinte años", ha asegurado Bosco Torremocha, director de esta fundación, financiada por la Federación Española de Bebidas Espirituosas.

Tanto Torremocha como el catedrático asesor de FAS Gonzalo Musitu han enfatizado que la mejor estrategia para frenar el alcoholismo juvenil es informar y formar cuanto antes a jóvenes, familias y educadores en relación al daño "irreversible" que el alcohol causa en los menores de 18 años para retrasar lo máximo posible el inicio en su consumo.

"La prevención funciona, aunque sea tarde más", ha apostillado Torremocha, quien ha cuestionado la eficacia de las "políticas prohibicionistas".

Con todo, Musitu ha enfatizado que antes de que un joven cumpla los 18 años "no es tolerable que beba ningún tipo de bebida alcohólica", porque los daños que el alcohol causa en su cerebro son irreversibles y Torremocha ha recordado que "siempre que un menor consume alcohol es porque un mayor se lo proporciona".

Los portavoces de FAS han señalado que a la mayoría de los jóvenes no les gusta el sabor del alcohol y, además, los estudios refleja que un 70 por ciento de ellos no acuden al botellón para beber sino para relacionarse con sus amigos, por lo que una correcta formación sobre los peligros del alcoholismo les ayudará a rechazar la bebida como hábito de socialización.

Han matizado que la mayoría de los adolescentes españoles "son gente sana" y que sólo un 1,2 por ciento de los jóvenes tiene problemas de adicción al alcohol, en casi todos los casos por sufrir deficiencias de autoestima o por problemas familiares.

Sí han reconocido que la prohibición legal de que los menores de 18 años consuman alcohol "es la norma más incumplida en España los fines de semana", por lo que han abogado por que se defienda "un consumo cero de alcohol" entre los menores de 18 años y no se tolere ninguna vulneración de esta prohibición.

FAS ha superado hace unas semanas los dos millones de escolares que han participado en sus cursos de información y formación para eliminar los hábitos indebidos en el consumo de alcohol, en los que también se forma a padres y educadores, con un programa de seguimiento asesorado por un comité científico.

Temas: Alcoholismo

0 Comentarios
cargando