Ir a contenido

Reus recurre la suspensión del TSJC sobre el veto al burka

El alcalde, Carles Pellicer (CiU), insiste en señalar que en el municipio su uso crea "alarma social"

RAFAEL MORALES / TARRAGONA

Mujeres musulmanas visten el burka en Lleida, en marzo del 2013.

Mujeres musulmanas visten el burka en Lleida, en marzo del 2013. / RAMON GABRIEL

El Ayuntamiento de Reus (Baix Camp) ha recurrido este jueves el auto del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) que a finales de enero suspendió de forma cautelar dos artículos de la ordenanza de civismo y convivencia que prohíben y sancionan el uso del burka, el niqab y cualquier tipo de velo integral en la calle. El alcalde Carles Pellicer (CiU) justificó el recurso al señalar que existe “un grave defecto de forma” en el auto del TSJC.

Pellicer ha destacado en una conferencia de prensa que la suspensión cautelar está basada en dos artículos que en realidad no existen en las ordenanzas aprobadas el año pasado por el gobierno de CiU y PP, aunque en la actualidad CiU gobierno en minoría debido a la ruptura del pacto.

En ese texto se citan textualmente las palabras burka, niqab y velo integral, pero el ayuntamiento se enmendó a sí mismo para aprobar finalmente un texto en el que no aparecen esas palabras y se alude de forma general a la necesidad de no ocultar el rostro por “un motivo estrictamente de seguridad”, ha destacado el alcalde.

Las ordenanzas aprobadas en julio del 2014 fueron recurridas por ocho colectivos musulmanes que consideran que el texto atenta contra la libertad religiosa. Pellicer insistió ayer en señalar que "en Reus hay alarma social" por el uso del burka y que la utilización de este tipo de prendas es solo "la punta del iceberg" de un problema de seguridad.

Las ordenanzas también prevén multas de 750 euros a las personas que oculten el rostro, pero la realidad es que no se han aplicado. Un informe del secretario municipal advirtió entonces que el ayuntamiento podía incurrir en un delito de prevaricación si sancionaba a las mujeres vestidas con velo integral.

El alcalde admitió ayer que la Guardia Urbana no ha impuesto multa alguna por esto motivo, pero que sí ha procedido a la identificación de varios ciudadanos, explicó sin dar más detalles. Pellicer también explicó que la policía municipal ya dispone de un protocolo de actuación sobre el que informarán próximamente, dijo sin querer entrar en más detalles.

0 Comentarios