Ir a contenido

POR UN PARO CARDIACO

Muere en el traslado a BCN por las carencias en el servicio de hemodinámica de Tarragona

El paciente tuvo que ser desplazado porque el Hospital Joan XXIII cierra esta unidad a las 20.00 horas

RAFAEL MORALES / TARRAGONA

La muerte de un paciente del Hospital Joan XXIII de Tarragona, que sufrió dos infartos el día de Navidad, ha puesto en cuestión la eficacia en la gestión de la unidad de hemodinámica, que en este centro solo está abierta desde las 8 de la mañana a las 8 de la tarde. El fallecido, Enrique Gheron, de 76 años, ingresó minutos después de las siete de la tarde del 25 de diciembre y falleció a las 22.42, cuando la ambulancia se dirigía a Barcelona.

La viuda del fallecido, Maria Victoria Viu, ha elogiado en el 'Diari de Tarragona' la asistencia recibida por parte del personal sanitario del Hospital Joan XXIII, pero se está planteando denunciar al Departament de Salut de la Generalitat por mantener el cierre de la unidad de hemodinámica a partir de las 8 de la tarde. Este cierre fue el que provocó que intentantaran trasladar a su marido al Hospital de Bellvitge.

Gheron sufrió dos paros cardíacos el día de Navidad. Del primero fue atendido y valorado por los servicios de emergencias del Joan XXIII, que finalmente, hacia las 9 de la noche, decidieron el traslado a Barcelona porque la unidad de hemodinámica del hospital tarraconense ya estaba cerrada. 

VIAJE FRUSTRADO

El paciente sufrió una nueva crisis cuando ya se encontraba en la ambulancia, aunque esta no había salido del recinto hospitalario. Los servicios médicos lograron estabilizar a Gheron y de nuevo intentaron el traslado a Bellvitge, pero el paciente falleció cuando la ambulancia circulaba a la altura de El Vendrell (Baix Penedès).

Representantes del sindicato CGT presentaron el 9 de diciembre en los servicios territoriales del Departament de Salut más de 10.000 firmas recogidas a lo largo del año para solicitar que se vuelva a abrir durante las 24 horas la unidad de hemodinámica. Según  el sindicato, la Generalitat prometió que la unidad se abriría totalmente en el 2015 debido a las necesidades de asistencia que presentan las comarcas de Tarragona.

EXPEDIENTE INFORMATIVO

La Regió Sanitària del Camp de Tarragona del Servei Català de la Salut (SCS) ha abierto un expediente informativo para constatar que la actuación fue correcta. El gerente de este organismo del SCS, Josep Mercadé, ha informado este  miércoles que el paciente fallecido llegó por su propio pie al centro hospitalario y que al principio no presentaba la sintomatología típica de un infarto.

"Cuando se detectaron los síntomas de que se trababa de un infarto se decidió el traslado a Barcelona porque era más tarde de la 8 de la tarde y la unidad de hemodinámica ya estaba cerrada", ha insistido Mercadé. Esta unidad del Joan XXIII empezó a funcionar en el 2009 con un horario que iba de las 8 de la mañana a las 17.00 horas de lunes a viernes. Posteriormente, en octubre del 2012, se amplió hasta las 20.00 horas de todos los días de la semana.

Mercadé avanzó el mes pasado en una conferencia de prensa que el objetivo del Departament de Salut  para este 2015 era volver a abrir la unidad de hemodinámica del Hospital Joan XXIII durante las 24 horas del día. "La situación ha cambiado y ahora existe una actividad que lo justifica", ha precisado Mercadé.

0 Comentarios