Ir a contenido

RECORTES MINISTERIALES

Los médicos piden el fármaco de la hepatitis para 25.000 enfermos más

Los hepatólogos reclaman un plan para detectar infectados no diagnosticados

Critican que Sanidad extienda el tratamiento solo a otros 5.000 pacientes

EL PERIÓDICO / BARCELONA

La lucha de los enfermos de hepatitis C por lograr un remedio adecuado y definitivo a su mal conoció este lunes un nuevo episodio con la promesa del Ministerio de Sanidad de extender el tratamiento con los nuevo antivirales a entre 5.000 y 6.000 pacientes, según anunció el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, tras reunirse con el director de Farmacia, Agustín Rivero, y la directora de la Agencia Española de Medicamentos, Belén Crespo. Los médicos consideran que la cifra es insuficiente porque deja fuera a otros 25.000 pacientes que también precisan el nuevo fármaco.

Moreno, en cambio, afirmó que la cifra de enfermos que tendrá acceso a los nuevos fármacos se corresponde con los pacientes que las sociedades científicas consideran que precisan un tratamiento más urgente, aunque se podría ampliar a 7.000 si la Seguridad Social comienza a costear, como está previsto, en el 2015 otros dos fármacos pendientes de aprobación por la Agencia Europea del Medicamento: una combinación del ledipasvir y del ya financiado sofosbuvir, conocida como Sovaldi, y otro combinado de simeprevir, sofosbuvir y daclatasvir.

La Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH) considera que el ministerio «es muy optimista en sus previsiones» y que la cifra de pacientes que requieren un tratamiento inmediato puede superar los 30.000, seis veces más de la prevista por Sanidad.

«En la reunión que mantuvimos con el ministerio tras la publicación del informe en que cuestionábamos sus criterios médicos para la hepatitis C no hablamos de cifras, porque nosotros queremos hablar de pacientes, pero sí pedimos que tengan acceso todos los que lo necesitan, y hay que hacer frente a la realidad», explicó el doctor Jaume Bosch, presidente de la AEEH. Su lista, a diferencia de la que maneja Sanidad, no incluye solo a los trasplantados y los que están en lista de espera sino también a aquellos enfermos en riesgo de sufrir una «descompensación metabólica».

Marcadores de salud

Para los hepatólogos es necesario que el Ministerio de Sanidad impulse un plan nacional de lucha contra la hepatitis C que permita una detección de pacientes portadores del virus que no han sido diagnosticados. «Hay que asignar partidas presupuestarias concretas, como se ha hecho con el sida, que han permitido que ahora no haya pacientes sin tratamiento», aseguró Bosch, que insistió en la necesidad de una detección precoz: «Sería bueno incluir el marcador en los exámenes de salud laboral».

También los enfermos expresaron su descontento por el alcance de la oferta de Sanidad. «Hasta que no veamos que pagan el tratamiento, no nos lo creeremos, y además hay que ampliarlo a todos los pacientes», aseguró Pedro Santamaría, portavoz de la Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis.

La asociación El Defensor del Paciente ha presentado una denuncia en un juzgado de instrucción madrileño contra Sanidad al considerar que este ha incurrido en varios delitos contra la salud pública al negar los nuevos fármacos a los pacientes que los necesitan. Según la asociación, a pesar de que Sanidad ha autorizado la financiación de los nuevos medicamentos, siguen «muriendo un número indeterminado» de pacientes «sin habérseles dado la oportunidad de tomar el fármaco».

Desde Sanidad, Moreno emplazó a los pacientes a estar tranquilos y a confiar plenamente en el sistema sanitario público.

Temas: Enfermedades

0 Comentarios