Ir a contenido

Imputados ocho mossos por la muerte de un detenido en El Vendrell

El hombre estaba inmovilizado en una celda y había sido atendido por personal sanitario

El juzgado de Instrucción número 2 de El Vendrell ha imputado este miércoles a ocho Mossos d'Esquadra, un enfermero y una doctora del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) por la muerte del detenido Yassir El Younoussi  en el calabozo de la comisaría de El Vendrell el pasado 31 de julio.

Yassir El Younoussi, de 29 años, murió el pasado 31 de julio en el calabozo de la comisaría de El Vendrell después de que varios agentes de los Mossos lo redujeran poniéndole un casco y atándolo con correas, por su resistencia dentro de la celda. Estas medidas forman parte del protocolo que aplican los Mossos en caso de intentos de autolesiones ya que, según la policía catalana, se había intentado lesionar al entrar en el coche y por ello le trasladaron al Hospital Comarcal de El Vendrell.

La doctora que le atendió no apreció que tuviera ninguna afectación relevante y lo trasladaron entonces al área de custodia de la comisaría de El Vendrell, donde ingresó alrededor de las 11.45 horas de la mañana. Al cabo de una hora, el vigilante que patrullaba por la zona lo vio tumbado en el suelo con convulsiones, por lo que sobre las 13:00 horas se activó el protocolo, se avisó al SEM y la doctora, ahora también imputada, diagnosticó una patología simulada.

El juez los acusa de un supuesto delito de homicidio imprudente y las declaraciones están previstas que empiecen el próximo 13 de diciembre.

En la investigación de los hechos, los Mossos entregaron al juez el vídeo de los calabozos, pero solo duraba una hora y los minutados no coincidían, según el abogado de la familia, Rubén Viñuales, por lo que pidieron el vídeo entero desde que ingresa hasta que muere, que dura unas cuatro horas. El juez atendió la petición del abogado unos días atrás y los agentes tenían un plazo de 15 días para entregar el vídeo original.

Ante las dudas que le planteaba el caso, Rubén Viñuales solicitó a la juez que instruye el caso que la investigación la asumiera la Guardia Civil, aunque ésta lo denegó.

La víctima era de origen magrebí y su padre había declarado últimamente que el joven, que contaba con 20 antecedentes delictivos, estaba señalado por los Mossos desde los hechos de Pisos Planes, una batalla campal entre agentes y magrebís que tuvo lugar en este barrio de El Vendrell en febrero del 2010 al intentar identificar la policía autonómica a un menor y a su padre, a lo que miembros de este colectivo se opusieron.

Yassir El Younoussi pasó asimismo quince meses en prisión preventiva por un intento de homicidio que la Audiencia de Tarragona rebajó luego a una falta, según su familia.

0 Comentarios
cargando