Ir a contenido

ASAMBLEA PLENARIA DE LA CONFERENCIA ESPISCOPAL ESPAÑOLA

Rouco urge a Rajoy a que reforme las leyes del aborto y el matrimonio homosexual

El presidente de los obispos cree que se ha desprotegido el derecho a la vida

También reclama el derecho legal a ser reconocidos como esposo y esposa

ANTONIO M. YAGÜE / Madrid

Mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se reunía con el papa Francisco en Roma, el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, le ha reclamado en el discurso de apertura de la Asamblea Plenaria, la "urgente reforma" de las leyes sobre el aborto y el matrimonio. En el primer caso, para "poner coto" a la desprotección del derecho a la vida y "al sangrante problema social del aborto" que ha cuantificado en casi 1,7 millones de abortos en los últimos 10 años mientras  "España envejece y se debilita". La segunda reforma "para restituir a todos los españoles el derecho a ser reconocidos por ley como esposo y esposa" y reconcer a los niños el "derecho a tener una relación de filiación con un padre y una madre".

Rouco, que culminará su mandanto anets de un año si el Papa acepta su renuncia, ha asegurado en otra clara petición al presidente del Ejecutivo que "se espera todavía una legislación más justa en lo que se refiere a la libertad de enseñanza y, en concreto, al efectivo ejercicio del derecho fundamental que asiste a los padres en la elección de la formación ética y religiosa que desean para sus hijos".

Crisis económica

Sore la crisis, el purpurado ha apuntado que "las tensiones sociales no parecen disminuir" pero no ha dejado muy clara su postura sobre el problema de los deshacuios y el apoyo o condena a los escraches, aunque algunos han visto lo primero y lo segundo: "Nadie debería aprovechar- ha dicho Rouco- las dificultades reales por las que atraviesan las personas y los grupos sociales para perseguir ningún fin particular, por legítimo que fuere, que perdiera de vista los mencionados bienes superiores. Menos aún se podrá tolerar que tales conductas particularistas fueran realizadas por medios contrarios a los derechos fundamentales de nadie y a la legalidad vigente".

Relevo de Papas

Rouco ha alabado la "renuncia generosa" del papa Benedicto XVI, que ha atribuido a una disminución en sus condiciones físicas para seguir ejerciendo el cargo, y ha calificado al  papa Francisco como "un pastor entregado en cuerpo y alma a su pueblo y como un obispo que, sin alardes ni concesiones a la opinión publicada, acompaña a sus fieles para llevarles el ungüento de la fe y del amor de Dios allí donde ellos se encuentran". 

 

0 Comentarios