Ir a contenido

HALLAZGO EN EL PALLARS JUSSÀ

Descubierto un gran yacimiento de dinosaurios en el Pirineo leridano

Dos vecinos de Basturs se toparon con los restos en una zona de barrancos mientras vigilaban el rebaño

Los fósiles corresponden a dinosaurios herbívoros del grupo de los hadrosauros y tienen casi 70 millones de años

ANTONIO MADRIDEJOS / Barcelona

Dos vecinos del pequeño pueblo de Basturs, en el municipio de Isona i Conca Dellà (Pallars Jussà), han descubierto unos enormes huesos fósiles, muy bien conservados, que son con toda probabilidad la avanzadilla de un gran yacimiento de dinosaurios de finales del Cretáceo. Los huesos, que afloran sobre el terreno y son fácilmente visibles, fueron hallados hace dos semanas por el propietario de una quesería, Pere Galceran, y por su hijo mientras caminaban con sus rebaños por una zona salpicada de barrancos.

De inmediato se pusieron en contacto con especialistas del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) y del Museu de la Conca Dellà, que son quienes el lunes empezaron las excavaciones. Aunque la zona es agreste y poco transitada, resulta sorprendente que unos huesos como los localizados, que miden más de un metro, nunca hubieran sido vistos. Àngel Galobart, investigador del ICP que coordina los trabajos, considera que muy probablemente los fósiles han aflorado en los últimos años por efecto de las lluvias.

ZONA MUY RICA

Los dos vecinos sospecharon enseguida que se podía tratar de huesos de dinosaurios porque en la zona de Basturs se han recuperado más de un millar de restos fosilizados. Sin embargo, el nuevo yacimiento, bautizado como Costa de les Solanes, parece particularmente rico, dice Galobart. Por ahora ya se han encontrado 20 fragmentos de huesos.

La cuenca que ocupa actualmente el Pallars Jussà, la Noguera y el Alt Urgell era hace 70 millones de años un terreno cercano al mar, lleno de marismas y ríos, y posiblemente con una gran densidad de fauna.

HADROSAUROS

Los restos pertenecen al grupo de los hadrosauros, unos dinosaurios herbívoros llamados de pico de pato por la peculiar forma plana de su hocico. Los huesos más grandes, una tibia y un fémur, pertenecen posiblemente a un mismo individuo que media entre 7 y 10 metros de largo, bastante más que otros hadrosaurios localizados en el municipio de Isona.

La zona contiene restos de los últimos dinosaurios que vivieron en Europa, hace entre 70 y 65 millones de años, época en la que una catástrofe planetaria, posiblemente la caída de un gran asteroide o cometa, que un ocasionó la extinción de casi todas las especies.

Las excavaciones se iniciaron el lunes tras solicitar el permiso al Departament de Cultura de la Generalitat. Había que empezar rápido porque se corría el riesgo de que llegaran saqueadores o de que las lluvias deterioran los fósiles. Al margen de los dos museos, también colaboran investigadores del Departamento de Geología de la UAB.

La campaña de excavación en su primera fase concluirá el próximo viernes.

0 Comentarios
cargando