Ir a contenido

UNA MADRE INDIGNADA

"Es imposible que mi hijo quemara un contenedor"

Isabel Altamirano avala la inocencia de su hijo, detenido el 29-M y encerrado en Quatre Camins

NÚRIA NAVARRO / Barcelona

Hoy hace un mes que su único hijo, Ismael Benito, fue encerrado en Quatre Camins tras participar en las manifestaciones del 29-M. Isabel Altamirano (Barcelona, 1966) no ha dormido en 30 noches.

-Unos mossos de paisano cogieron a Ismael en la Diagonal con Numancia a las 11 de la mañana del jueves 29. Se manifestaba con otros estudiantes de la Facultad de Física, donde cursa tercero. Desde aquel día, su padre y yo vivimos una pesadilla.

-¿Cómo se enteraron ustedes?
-Mi marido, que trabaja en TMB, y yo, en la Associació Catalana de Taxistes Independents, hicimos huelga. Así que quedamos con Ismael que le iríamos a recoger a las 8 de la tarde a la estación de Sant Vicenç de Calders. Esperamos hasta el último tren -el de las 9-, pero no llegó. Su móvil estaba desconectado. Se nos pasó de todo por la cabeza. Corrimos a casa y mi marido vio que teníamos un mensaje en Facebook de una amiga de mi hijo. La llamamos y nos dijo que Ismael estaba detenido en la comisaría de Les Corts.

-¿Nadie les avisó antes?
-No. Cogimos el coche y nos presentamos en la comisaría. Nos fotocopiaron el DNI y nos dijeron que esperáramos fuera. ¡Fuera! Salió una mossa y nos preguntó si vivía con nosotros, anotó nuestro número de teléfono y señaló que al día siguiente Ismael declararía y saldría.

-No fue así.
-No. A las 10 y media de la noche del día siguiente nos dijeron que se lo llevaban a Quatre Camins. Me puse a llorar, a decir que cuánto dinero querían, a pedir que me devolvieran a mi hijo... Hasta el domingo no pude hablar con él por teléfono. Y hasta el siguiente jueves no me dejaron ir a verle. Ismael no entendía nada.

-Está acusado de vandalismo.
-Es imposible que mi hijo quemara un contenedor. Ismael está todo el día en la universidad. Su padre y yo lo llevamos cada mañana. Come allí, y allí trabaja de 3 a 7 en el aula de informática con una beca. Beca que tiene por sacar muy buenas notas. Pertenece al consejo de estudios de su facultad. Es miembro fundador de la asociación de robótica. Los lunes y miércoles va a la escuela oficial de idiomas, donde cursa el último de inglés. Los martes duerme en casa de su abuela, porque le gusta mucho la magia y va a la Associació de Mags i Il.lusionistes de Catalunya. Y los fines de semana, en Comarruga, sale con sus amigos o estudia. No le da tiempo a más. ¡Si hasta viene con nosotros de vacaciones en agosto!

Altamirano despliega un montón de papeles sobre la mesa. La beca, la carta del tutor, la del decano elogiando su comportamiento, la de los abogados, la de la escuela oficial de idiomas...

-¿Pertenece a algún grupo político?
-Es miembro de la Associació d'Estudiants Progresistes, un sindicato estudiantil legal.

-¿Conexiones con alguna célula italiana?
-¡Imposible! Mi hijo es un ejemplo para esta sociedad. Se lo dirá cualquiera que lo conoce. Ha sido educado en el respeto. Mire su foto. ¿Tiene cara de antisistema violento?

-No señora.
-Si hasta es asmático. Si no puede correr... Mi hijo vive intensamente la universidad, nada más. Y lo único que ha hecho es manifestarse en una huelga general. Habrá testigos de los hechos que se le imputan, ¿no?

-¿No hay imágenes?
-No. Y él lo ha negado todo y yo estoy convencida de su inocencia. Debería de prevalecer la presunción de inocencia...

-Alguna explicación le darán.
-La jueza ha determinado que no puede estar en la calle. Presentamos un recurso y lo rechazó. Y no tiene intención de dejarle ir teniendo enfrente el 1 de mayo, la cumbre del BCE en Barcelona y el Barça-Espanyol. Pero, ¿en qué se basa para decir que mi hijo hará algo esos días? He pedido verla y no ha querido recibirme.

-¿Está entre presos comunes?
-Sí. Junto a él está otro estudiante de Matemáticas y Física. Nos ha costado tres semanas hacerles llegar los apuntes... ¿Por qué el que roba 15 y 20 veces en el metro está en la calle? Y los del Starbucks ¿por qué salieron con fianza? ¿Por qué Ismael, un estudiante ejemplar, está en la cárcel? ¡En la vida lo entenderé!

-Se aclarará todo, seguro.
-El mal está hecho. El día 29, de ser una familia que no daba crédito a su suerte por tener empleo y salud, hemos pasado a vivir esta pesadilla. Mi madre está a 22 de tensión y mi suegra, a 400 de azúcar. Nos están destrozando.

0 Comentarios