Ir a contenido

El calendario académico

Valencia quiere que los profesores sólo tengan vacaciones el mes de agosto

Los sindicatos tildan la propuesta de «populista» y amenazan con una huelga

La nueva norma propone para julio tareas de formación y clases de refuerzo

CARLOS AGUILÓ
VALENCIA

Los profesores valencianos perderán de golpe un mes de vacaciones. La Generalitat valenciana pretende cambiar la normativa en el calendario escolar para el próximo curso y «obligar» a sus docentes a trabajar durante todo el mes de julio. Sólo tendrán vacaciones, por tanto, entre el 1 y el 31 de agosto. Una decisión que anunció ayer por sorpresa el vicepresidente del Consell, José Císcar, el mismo día en que Valencia, ajena a lo que sucedía en el pleno, se sumía en el primer día de las fallas.

Hasta ahora la gran mayoría de los centros cerraban en julio porque ya tenían preparada la programación del curso siguiente y no volvían a abrir sus puertas hasta septiembre. En teoría, los profesores seguían a disposición de la Administración, pero estaban de vacaciones. A partir de ahora ya no será así. Los docentes tendrán que estar presentes en las aulas durante todo el mes de julio para realizar tareas de formación o actividades de refuerzo con alumnos que hayan suspendido.

NEGOCIACIONES La Conselleria d'Educació presentó ayer el borrador de una nueva orden que comenzará a negociarse con los sindicatos y la comunidad educativa para instaurarlo el próximo curso. Por lo pronto, los sindicatos montaron en cólera, dejaron entrever una futura huelga y acusaron al Gobierno valenciano de adoptar una medida «populista» que solo pretende «despres-

tigiar» el trabajo de los docentes.

«Es una contradicción aumentar la carga de trabajo en julio, incluso con la posibilidad de adelantar a ese mes los exámenes de recuperación de septiembre, cuando los centros van a perder el 30 de junio a 8.300 interinos», denuncia Marc Candela, portavoz del STEPV. Más allá van sus compañeros de Comisiones Obreras. «La Generalitat presenta esta medida cuando, según el Síndic de Comptes, se han suprimido 1.550 plazas docentes en el 2010, 1.000 en el 2011 y se plantea un ERE de alrededor de 1.500 profesores para el 2012», afirman.

CONCILIACIÓN La normativa, que no prevé la contratación de más personal, abre la puerta a impartir clases en horario de mañana y tarde en infantil y primaria en junio y septiembre para favorecer la conciliación familiar de los padres. También retrasa un día, hasta el 24 de diciembre, las vacaciones de Navidad, que se prolongarán hasta el 6 de enero. Incluso señala que cualquier actividad no lectiva que se realice el día previo a las vacaciones, como los festivales de fin de curso, deberán llevarse a cabo fuera del horario de clase.

0 Comentarios
cargando