Ir a contenido

Volver a la rutina

"El síndrome postvacacional no existe"

La Sociedad Española de Psiquiatría afirma que es un estado de ánimo pasajero y no comparable con la depresión

Según la empresa de recursos humanos Randstad, más de la mitad de trabajadores españoles afirma sufrirlo

AGENCIAS

El presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), Jerónimo Saiz, ha negado hoy la existencia de la depresión postvacacional como síndrome o enfermedad, ya que sus síntomas se corresponden a un estado emocional normal.

En su opinión, la irritabilidad, el insomnio y la ansiedad que se manifiestan tras volver al trabajo después del verano se corresponden con un estado de ánimo pasajero y breve más o menos negativo, pero nunca comparable con una enfermedad como la depresión, que sufren seis millones de españoles y es la segunda causa de baja laboral.

«Pura coincidencia»

«Si se asocia al regreso de las vacaciones es puramente una coincidencia, pues aquéllos que la sufren estaban enfermos previamente», aseguró Sáiz. De hecho, comparó este sentimiento al que se produce los lunes para muchos trabajadores, y reiteró que no requiere de atención médica ni de un tratamiento farmacológico, sino de un enfrentamiento a la realidad y de aceptación de la nueva situación.

Por ello, apuntó algunos consejos para disfrutar el fin de las vacaciones y facilitar la vuelta a la rutina con realismo y positividad, tales como dedicar tiempo a los amigos y a la familia, planificar el ocio, volver poco a poco a la normalidad y descansar lo suficiente, sin dormir todo el día.
Asimismo, recomendó «no considerar las vacaciones como la solución a todos los problemas y no buscar denodadamente la felicidad durante ese período, y sobre todo mentalizarse de que también se puede ser feliz trabajando».

«Más de la mitad de trabajadores»

Por otro lado, según un sondeo de la empresa de recursos humanos Randstad, el 56% de los trabajadores españoles reconoce que sufre el síndrome postvacacional. Además, casi la mitad, el 45,44%, asegura que tarda al menos una semana en recuperarse de las vacaciones y volver a rendir al 100%. Según la encuesta, el 36,88% reconoce que necesita dos o tres días mientras que sólo un 17,68% afirma que lo supera tras el primer día de trabajo.

A mayor formación, mayor dificultad

Este sondeo, realizado entre 996 personas de 18 a 65 años repartidas por toda la geografía española, revela que, a mayor nivel educativo, más dificultad en superar el síndrome postvacacional. En el caso de los universitarios, sólo un 12,95% lo supera en un día, pero un 31,09% necesita una semana y un 19,69% incluso más de siete días. Esto se podría explicar, según Randstad, en base a que, a mayor formación, mayor responsabilidad y complicación de tareas y mayor dificultad para retomar todos los temas.

Los datos indican, además, que a mayor conexión con el trabajo durante las vacaciones, más complicado se hace volver a trabajar y más se tarda en estar al 100% en el trabajo.

0 Comentarios