Ir a contenido

Las mujeres de Sant Boi aseguran haber vivido desprecio hacia personas LGTBI en escuelas o institutos

Así lo muestra un estudio del propio Ayuntamiento realizado a partir de 158 cuestionarios

Según los encuestados, la agresión más habitual en el espacio público es el desprecio explícito en las miradas

La fachada de l Ayuntamiento de Sant Boi.

La fachada de l Ayuntamiento de Sant Boi. / periodico

En ocasión del pasado miércoles 28 de junio, Día Internacional para la Liberación de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales, la alcaldesa de Sant Boi, Lluïsa Moret, y la concejala de Igualdad de Género, Feminismo y LGTBI, Laura Solís, presentaron los resultados iniciales del diagnóstico sobre las realidades LGTBI en Sant Boi de Llobregat que ha elaborado el Ayuntamiento de la ciudad.

El diagnóstico se ha realizado a partir de la encuesta de la campanya 'Sant Boi es diversa', una iniciativa que se presentó el pasado mes de marzo con un autobús contra la homofobia como reclamo. La alcaldesa Luisa Moret dijo que la encuesta "ha tenido una gran respuesta y es una muestra muy valiosa que nos dice dónde poner el énfasis para trabajar las políticas dirigidas a visibilizar el colectivo LGTBI". En un periodo de 2 meses (marzo-mayo de 2017), 432 personas entraron en el cuestionario de 'Sant Boi es diversa'. El diagnóstico se ha realizado a partir de los 158 cuestionarios que se contestaron cumplidos y con identificación de la persona que los rellenaba.

LA DIVERSIDAD NO ES VISIBLE

Según el Ayuntamiento de Sant Boi, "la principal conclusión del diagnóstico es que, como muchos otros municipios, Sant Boi no es un territorio donde se produzcan muchas situaciones de discriminación, pero tampoco es un espacio donde la diversidad sea visible, reconocida y acogida.

Los resultados de la encuesta muestran que las personas LGTBI tienen una percepción más negativa que las personas heterosexuales sobre cómo la sociedad acepta la diversidad.

EL ANÁLISIS, LA PRÓXIMA FASE

A la vista de los resultados obtenidos, en una segunda fase del diagnóstico del Ayuntamiento analizará en profundidad tres ámbitos prioritarios: el espacio público. el ámbito escolar y el ámbito sanitario.

El 53.5% de participantes se han identificado como personas LGTBI (84 personas) y el 46,5% como heterosexuales (74 personas). Un porcentaje elevado de las personas que han contestado tienen entre 16 y 35 años (67,5%), y una amplia mayoría han finalizado estudios superiores (69%). 

Según los encuestados, la agressión más habitual en el espacio público es el desprecio explícito en las miradas. También se detectan agresiones verbales y, en algunos casos, físicas. Como en el resto de ámbitos, las agresiones ligadas a la visibilidad, a la expresión de la afectividad o a la expresión de género, y tienen más incidencia en los hombres gays. El ámbito laboral es en el que se dan menos situaciones de discriminación, sobre todo debido a que la mayor parte de personas optan por no hacer visible su orientación sexual

DESPRECIO

Según el estudio del Ayuntamiento de Sant Boi, "casi todas las mujeres LGTBI (y heterosexuales) han visto o vivido situaciones de desprecio, exclusión y agresión verbal o física en las escuelas y los institutos, hacia personas LGTBI". La mayor parte de las personas LGTBI explican que el momento de 'salir del armario' implicó un conflicto de más o menos intensidad seguido de un proceso de aceptación.

La muestra de afecto en locales públicos puede implicar situaciones de discriminación e, incluso, sensación de peligro. El diagnóstico señala especialmente que en el ámbito deportivo las lesbianas, gays y bisexuales "parece que no se hacen visibles".

Más noticias de Sant Boi en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios