Ir a contenido

Medida excepcional

La enfermería juzga evitable el colapso hospitalario por la gripe

El sindicato SATSE pide que se aplace la cirugía no urgente para permitir que los hospitales tengan camas libres

La epidemia invernal mantiene saturados los servicios con esperas de hasta cinco días para ser hospitalizado

Àngels Gallardo

zentauroepp28740650 urgencias171006182619

Enfermos en los pasillos de urgencias en el Hospital del Vall dHebron, de Barcelona. / JULIO CARBÓ

El sindicato de enfermería SATSE, mayoritario en el sector sanitario catalán, ha advertido de que las medidas adoptadas por la Conselleria de Salut para afrontar las consecuencias de la actual epidemia de gripe son "insuficientes" ante un episodio que, han asegurado, está siendo mucho más grave que en temporadas anteriores. A juicio del personal de enfermería, Salut "sabía" que la gripe de este año iba a tener una extensión y gravedad superiores a las de los últimos años, entre otras razones, por la bajísima efectividad de la vacuna antigripal que se administró el pasado otoño, que solo está protegiendo a un 20% de los vacunados.

Las consecuencias de todo ello, ha asegurado Satse, eran, y aún son, "evitables", siempre que exista "valentía política" para aplicar medidas excepcionales, ha asegurado David Carbajales, en nombre de dicho sindicato. Satse ha propuesto que Salut reprograme o aplace intervenciones quirúrgicas programadas no urgentes -las que nutren las listas de espera- una medida a la que los hospitales ya recurren de forma moderada, lo que, a juicio del sindicato, resulta "totalmente insuficiente" en estos momentos.

"Las reprogramaciones son impopulares, porque empeoran las listas de espera quirúrgicas, que siguen aumentando, pero son la única vía para conseguir que los hospitales dispongan de camas para ingresar a los pacientes que se acumulan en los servicios de urgencias a consecuencias de las complicaciones de la gripe", ha indicado Carbajales.

Pérdida presupuestaria 

Entre los factores que han convertido a esta epidemia en "grave pero previsible", Satse ha desacado la escasez de recursos que arrastra el sistema sanitarios desde que en el 2010 se le aplicaron importantes recortes presupuestarios. Salut ha perdido desde entonces 1.500 millones de euros anuales, y ha prescindió de casi 5.000 profesionales, entre médicos y enfermeras. "Desde el 2010, el sistema sanitario catalán ha acumulado una pérdida de 20.000 millones de euros, que es necesario recuperar", ha insistido Carbajales.

Desde el 2010, el sistema sanitario ha acumulado una pérdida de 20.000 millones de euros.

Los grandes hospitales de Barcelona están atendiendo desde hace tres semanas a una media de 600 personas por día en sus servicios de urgencias, más del doble de lo habitual, ha calculado el sindicato. Uno de los que más acusa las saturaciones es el del Vall d'Hebron, a consecuencia, entre otras razones, de su imposibilidad de recurrir a un segundo hospital de menor nivel en momentos críticos como el actual. El Clínic, han explicado, deriva pacientes de urgencias al Hospital del Sagrat Cor; el de Sant Pau cuenta con el Hospital Dos de Maig; el de Germans Trias i Pujol, Can Ruti, recurre al Hospital de Badalona y el del Mar puede contar con plantas del Hospital de la Esperança.

"El Vall d'Hebron, además, recibe a la población del norte de Barcelona, la parte más empobrecida de la ciudad y la que usa de forma masiva los servicios públicos -ha explicado Carbajales-. La saturación está asegurada en este centro. En las últimas semanas ha habido pacientes esperando hasta cinco días en urgencias hasta que hubiera una cama libre". "Esta situación -añadió el portavoz sindical-, afecta a la seguridad asistencial de los pacientes. Lo de la protección de la intimidad ya lo damos por perdido".

El personal "está roto"

La situación también es crítica el Vallés Occidental, área cuya asistencia recae, fundamentalmente, en el Hospital del Parc Taulí, de Sabadell. Este centro se encuentra en "situación crítica permanente", ha descrito el enfermero Manuel Jiménez, empelado de dicha institución y miembro de Satse. "Recibimos a más de 600 pacientes a diario en urgencias", ha indicado. Casi el triple de lo planificado para sus instalaciones.

El Hospital del Parc Taulí, de Sabadell simboliza la situación límite en atiende la sanidad pública 

"Es un hospital infradotado para la enorme cantidad de población que tiene asignada, con la mitad de médicos y enfermeras por cada mil habitantes que los grandes centros de Barcelona -ha dicho Jiménez-. Hemos de colocar a pacientes de todas las edades, muchos de ellos mayores de 80 años, en sillas, donde pasan noches con el gotero puesto". El Parc Taulí dispone de 35 plazas para atención de las urgencias graves, pero estos días está atendiendo a más de 80, aseguró Jiménez. "Esto no se arreglará si el sistema sanitario catalán no recupera su presupuesto de hace siete años. Necesita urgentemente 3.000 millones de euros", ha insistido.

El personal médico y de enfermería "está roto", ha sintetizado el enfermero del Parc Taulí, hospital que simboliza en Catalunya la asistencia en situaciones límite. "Estamos agotados. Se llora de cansancio mientras se atiende en los servicios. Quien puede, se va", concluyó Jiménez. Satse prevé exponer sus propuestas a la Generalitat, aunque no saben exactamente a quién, dada la actual ausencia de responsables políticos.

La epidemia crecerá hasta febrero

La gripe afectó la semana pasada a 299 personas por cada 100.000 habitantes sanos en Catalunya. La fase de epidemia se inició este año cuando se superaron los 109 enfermos por 100.000 habitantes. Los especialistas calculan que el proceso epidémico seguirá aumentando, hasta alcanzar el máximo en las primers semanas de febrero. Los centros de asistencia primaria han atendido 425.435 visitas en los últimos siete días, un 20% más que en la semana anterior. El teléfono de atención sanitaria del 061 ha recibido 45.028 llamadas en este periodo, con especial demanda el 1 de enero, cuando se produjeron 7.700 llamadas.      

0 Comentarios
cargando