Ir a contenido

Investidura desde Bruselas

Los juristas ven casi imposible investir a Puigdemont vía telemática

Para ello sería precisa una reforma urgente del reglamento del Parlament, algo que casi seguro invalidaría el Tribunal Constitucional

El Periódico

Puigdemont en Bruselas.

El expresident Carles Puidemont, en Bruselas. / VIGINIA MAYO (AP)

Diferentes asociaciones de jueces consideran difícil o incluso imposible la hipótesis de que Carles Puigdemont sea investido desde Bruselas mediante vía telemática, tal como ha puesto sobre la mesa el 'exconseller' y diputado electo de JxCat Jordi Turull. Algo casi imposible ya que requeriría una reforma del reglamento del Parlament por la vía urgente de improbable aceptación por parte del Tribunal Constitucional.

Llibertats, organización de juristas presidida por Pere Lluís Huguet, ha remarcado en un comunicado que "jurídicamente, y con la legislación vigente, no existe posibilidad legal alguna de una investidura telemática", y el reglamento del Parlament tampoco regula, aseguran, el voto telemático.

Llibertats también sostiene en su comunicado que la adquisición de la condición de diputado "exige la presentación en el Registro de la credencial expedida por el órgano correspondiente de la Administración electoral, y prometer o jurar respetar la Constitución y el Estatut, actos estos de carácter personalísimo, que no pueden ser delegados". 

Sin embargo, fuentes del Parlament han aseverado que el acta de diputado la puede recoger un apoderado designado por el diputado electo, sin que éste esté presente, como se ha venido haciendo en los últimos años.

En la misma línea se ha expresado la presidenta del Foro Judicial Independiente, Concepción Rodríguez, que ha explicado que para una investidura telemática sería precisa una reforma urgente del reglamento del Parlament y que dicha situación supondría "crear una norma 'ex novo' con el objetivo de legalizar una situación que no sería legal en este momento". Es decir, aprobar esta ley, un nuevo Reglamento, serviría para "dar cobertura a una situación" que ahora es "contraria a la ley" y, según ha remarcado, la ley no puede utilizarse con tales fines.

En última instancia, control judicial

Raimundo de Prado, de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, ha admitido que la Mesa del Parlament podría plantear una reforma del reglamento en este sentido, pero ha advertido de que "cualquier acto de este tipo está sometido a la acción contencioso-administrativa". "Pueden cambiar las normas, pero al final siempre está el Poder Judicial para controlar", ha subrayado, al tiempo que ha recordado que también cabría la posibilidad de interponer recurso ante el Tribunal Constitucional contra una reforma de este tipo.

Para el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Celso Rodríguez, una modificación así sería "similar" a la vía exprés que utilizó la Mesa del Parlament el verano pasado para sacar adelante las leyes de referéndum y de transitoriedad, por lo que supondría una "nueva vulneración de los derechos parlamentarios" con una reforma "forzada".

No obstante, Ignacio González, de Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD), ha recordado que es el pleno del Parlament el que debe votar la reforma del reglamento y que de momento sólo se contempla la vía presencial, por lo que Puigdemont, los cuatro exconsejeros que están en Bruselas y los tres diputados electos que se encuentran en prisión (Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sànchez) no podrían votarlo si no se presentan en dicha sesión plenaria.

0 Comentarios
cargando