Ir a contenido

ELECCIONES 2017

Resultados provincia de Barcelona: Ciutadans asalta el fortín socialista

La lista de Arrimadas amplía su ofensiva desde el área metropolitana a las comarcas de interior

El PSC también claudica ante el empuje naranja y cede bastiones como Cornellà y Santa Coloma

Víctor Vargas Llamas

Ambiente electoral en el colegio Josep Boada de Badalona. / DANNY CAMINAL

Ambiente electoral en el colegio Josep Boada de Badalona.
Vecinos de Vic guardan cola para votar en el Casal Mossèn Guiteras.

/

Si hay un escenario que ilustra el 'sorpasso' de Ciutadans en estas elecciones autonómicas ese es la circunscripción de Barcelona. Un partido que ya en la cita del 2015 se apropió de algunos de los históricos feudos metropolitanos del PSC ha redoblado en estos comicios la intensidad de su ofensiva, marcando de naranja buena parte de la provincia y relegando a un segundo plano a las fuerzas independentistas en territorios hasta ahora insospechados, ampliando su infuencia más allá del otrora cinturón industrial. A su favor juega de manera decisiva la disolución de la alianza de Junts pel Sí, constituida por ERC y la antigua CiU, que comparecen por separado en estos comicios. Unidos hubieran reeditado la victoria en la mayoría de poblaciones donde se impone la formación de Inés Arrimadas, como ya ocurre en el conjunto de Catalunya.

La lista de damnificados por la onda expansiva naranja es amplia y variada, mucho más allá de Esquerra y JxCat. Lo puede atestiguar el PSC, que ha perdido Cornellà Santa Coloma de Gramenet, donde ni el aval de contrastadas figuras como Antonio Balmón y Núria Parlon puede desbaratar el 'efecto Arrimadas'. En ambas localidades, uno de cada tres votantes ha brindado su confianza a la lista de Ciutadans. Los de Albert Rivera reeditan la victoria del 2015 en otras ciudades tradicionalmente socialistas, con mencion especial para L'Hospitalet (33%) de la veterana Núria Marín, pero también en localidades de alta densidad de población, como Gavà (34%) y Viladecans (37%).

En Badalona, el PP de Albiol pasa de disputar la victoria a la sexta posición

También el PP encaja, y con estrépito, la expansión de la lista de Arrimadas. Para muestra, Badalona, donde los de Xavier García Albiol no pasaron del segundo puesto hace dos años, pero quedando a poco más de dos puntos porcentuales de Junts pel Sí, los ganadores. Con apenas un 8% de apoyo, la fuerza conservadora encaja ahora un varapalo de consideración, pasando a la sexta posición.

ElectionsChart

La hasta ahora tercera ciudad catalana en número de habitantes era la joya de la corona popular en Barcelona, seguida a distancia, eso sí, por Castelldefels, donde cosecha también el revés de verse relegada a la sexta posición, lejos del tercer puesto que compartió con los socialistas el 2015. 

Pujanza

Para entender el calado que representa la pujanza de Arrimadas hay que repasar la victoria naranja en la segunda corona metropolitana, que estaban bajo control de Junts pel Sí . Ahí figuran los casos del Vallès Occidental, con pleno anaranjado en la cocapital. Lo atestigua Sabadell, donde rebasa en 8 puntos porcentuales a ERC, su inmediato seguidor, y Terrassa, donde roza el 30% de adhesiones. Un porcentaje similar al de Mataró, donde también se consuma el 'sorpasso', con 11 puntos sobre ERC, el segundo.

C's aprovecha la disolución de Junts pel Sí en Mataró, Sabadell y Terrassa

Sorpresa también en localidades como Sitges, donde hace dos años la confluencia soberanista duplicó en votos a los de Rivera, que ahora lideran el escrutinio, aunque el margen hubiera sido más que insuficiente de haberse renovado la fórmula de Junts pel Sí. Vic es una de las excepciones, con un 13% de apoyos a Ciutadans, muy lejos del 44% con el que se impone JxCat

0 Comentarios
cargando