Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

La cautela se instala en los partidos ante las encuestas

ERC confía en la tendencia al alza y Puigdemont reclama "no bajar la guardia"

C's pide prudencia, el PSC detecta signos positivos y Domènech se ve como decisivo

El Periódico

Carteles electorales en el pasillo<br/>del metro de la plaza de Catalunya.

Carteles electorales en la estación de metro de la plaza de Catalunya / JULIO CARBÓ

Media docena de encuestas, entre ellas la del GESOP para EL PERIÓDICO, han amenizado este viernes el desayuno de los candidatos a las elecciones catalanas del 21-D. Era el último día legal para difundir sondeos y los resultados han sido tan dispares como igualados que los partidos han optado por extremar la cautela. Los del próximo jueves serán sin duda unos de los comicios autonómicos más reñidos de la historia y nadie se atreve a rezumar más optimismo del aconsejable.

ERC, que llega a la recta final de la campaña como favorita para la victoria, ha evitado valorar la última encuesta del GESOP, aunque los estrategas republicanos coinciden en detectar una paulatina tendencia al alza a medida que avanza la campaña. Cabe recordar que Esquerra capitaneaba holgadamente los sondeos hace un año pero sufrió un fuerte desgaste como consecuencia del encarcelamiento de su candidato, Oriol Junqueras. Ahora ha cogido aire y se ha despegado de sus adversarios.

El último sondeo, del 15 de diciembre, del GESOP para EL PERIÓDICO  /el periódico (gesop)

Los últimos y los primeros

Con Marta Rovira como presidenciable in péctore, a ERC le acechaban tanto Ciutadans como Junts per Catalunya, la marca que dirige desde Bélgica el 'expresident' Carles Puigdemont. Y desde allí ha tratado de insuflar moral a la tropa posconvergente, a la que ha advertido de que no debe "bajar la guardia" en los últimos cinco días de campaña. "Fuimos los últimos en ponernos y cada semana vamos subiendo tres o cuatro puntos", ha afirmado el candidato de JxCat, cuyos estrategas confían en que el simbolismo y la "potencia" del mensaje de Puigdemont acabe decantando a su favor a la mayoría de exvotantes de Junts pel Sí.

Muchos sondeos, sobre todo de medios estatales, otorgan el triunfo el 21-D a Ciutadans, y en algún caso sitúa a los constitucionalistas cerca de la mayoría absoluta. Sin embargo, Inés Arrimadas ha afirmado que recibe las encuestas "con mucha prudencia" al tiempo que ha subrayado que queda claro que el suyo es "el único partido que puede ganar a los independentistas". Por ello ha pedido concentrar el voto en su candidatura y ha resaltado el simbolismo que tendría que el 21-D se impusiera un partido netamente constitucionalista.

SOS de Albiol

El PSC se aferra al dato de que es la fuerza que más crece en las encuestas. "Con un 25% de indecisos, hay camino por recorrer. Podemos hacer 'president' a Iceta", sostiene el secretario de organización del partido, Salvador Illa. La llave para conseguirlo la podría tener Xavier Domènech, cuyo entorno subraya que cuanto más voto obtenga Catalunya en Comú Podem, más factible puede ser un Govern "transversal" que rompa con los "bloques" actuales.

Por su parte, el candidato del PPC, Xavier García Albiol, ve con pavor la posibilidad de ser el farolillo rojo y ha lanzado este SOS: "No podemos permitir que el partido que gobierna en España, que ha aplicado el 155 y ha devuelto la normalidad, aparezca en las encuestas por detrás de la CUP. Es inadmisible, es una situación de auténtico descrédito que da autoridad moral a los independentistas, que nos han traído a esta situación. No les podemos dar el gusto de ver esa imagen".

0 Comentarios
cargando