Ir a contenido

Marta Rovira admite que la economía no soporta las vías unilaterales

La republicana concreta que la rebaja del IRPF para las rentas más bajas será de un punto

Responde a los posconvergentes que el único candidato de ERC es Junqueras

Xabi Barrena

Marta Rovira en el foro de debate Primera Plan@ de EL PERIÓDICO / RICARD FADRIQUE

Intervención plenamente programática de Marta Rovira en el foro de debate Primera Plan@ de EL PERIÓDICO, muy en la línea de su campaña electoral en la que ERC se ha abstenido de lanzar grandes proclamas independentistas. Rovira se ha centrado en las cuestiones programáticas en un día marcado aun por el estudio de ESADE que revela los efectos nocivos de la inestabilidad política en la marcha de la economía catalana. Rovira ha sido tajante y, amaparándose en otro estudio, el de la consultora KPMG realizado a cuenta de la candiadatura barcelonesa para ser sede de la Agencia Europea del Medicamento, señalaba que el principal impedimento que contaba la capital condal era una economía demasiado marcada "por la corrupción".

"No podemos negar que hay desazón en el ámbito económico, pero hay que huir del discurso catastrofista" ha apuntado la candidata ‘real’ de los republicanos ante el encarcelamiento de Oriol Junqueras en el Centro Penitenciario Madrid VII. "Hasta el 1 de octubre teníamos una economía que marcaba récords. Lo que es obvio es que lo que no puede soportar la economía es la violencia policial y el no ir por vías negociadas" ha dicho antes de señalar al Gobierno de Mariano Rajoy: "Y lo que tampoco puede soportar son las presiones del Estado y el decreto ‘exprés’ para facilitar el traslado de las sedes corporativas".

En referencia a ese informe de la consultora, Rovira ha recordado, dardo mediante a CDC/PDECat, que también ha habido corrupción en Catalunya y que su partido, en cambio, presenta un expediente impoluto en esta carpeta tras más de 86 años de historia. "Pero el PP tiene 65 procedimientos abiertos por corrupción y cuenta con 12 de los 14 ministros del Gobierno de José María Aznar imputados por malversación y fraude", ha señalado.

Otro de los problemas detectados para la economía catalana, y que Rovira ha insinuado que se soslaya voluntariamente por parte de algunos actores, es el déficit de infraestructuras que redudnda en una falta de conectividad de Barcelona. El ejemplo concreto que ha puesto la republicana es el que al aeropuerto de El Prat no se le permita desarrollarse según sus capacidades impidiendo que devenga en "un hub internacional", punto clave, este, para la agencia del medicamento. En este mismo capítulo de la falta de inversión están, claro está, los enlaces ferroviarios del puerto de Barcelona y, como no, el Corredor Mediterráneo.

Tramo autonómico

Es en materia fiscal donde la republicana ha concretado una de las propuestas ya lanzadas en esta campaña, la de la rebaja del IRPF para las rentas más bajas. Rovira la ha cifrado en un punto, dejando el tipo marginal del 12% al 11%, interviniendo para ello en el tramo autonómico.

"Las rentas más bajas son las más gravadas y hay que poner fin a eso. La medida tiene un coste de unos 200 millones y esa es una cifra asumbible, aun con la infrafinanciación que sufre Catalunya", ha aseverado. La forma de compensar esa pérdida de ingresos sería con un aumento del impuesto de transmisiones patrimoniales, en aquellas operaciones de carácter meramente especulativo.

Acerca del duelo cada vez menos larvado que se vive en la trinchera independentista entre su fuerza y la candidatura de Carles Puigdemont, Junts per Catalunya, acerca de quién debe de ser el ungido como ‘president’ tras los comicios del 21-D, Rovira no se ha movido ni un ápice de lo dicho en los últimos días. La republicana ha afirmado que el candidato de su partido es Oriol Junqueras y que ERC desea gobernar con el objetivo de "construir república" y "abrir debates constituyentes". "Tenemos una lista amplia y diversa porque queremos representar un país que es diverso", ha señalado poco después de recordar que no es en el campo “de las banderas” donde se mueve ERC, sino en el de la apuesta por la independencia como camino para alcanzar “el progreso económico y social de Catalunya desde el republicanismo y la socialdemocracia”.

"Junqueras -ha proseguido- "es el mejor candidato, no solo del partido, sino de entre todos los que se presentan, y por eso sigue en la cárcel. En esta campaña no se da la deseable igualdad de oportunidades entre los partidos".

Sin noticias de Mouleskine

A la pregunta del director de EL PERIÓDICO, Enric Hernàndez, sobre si lo que Josep Maria Jové apuntó en su ya famosa libreta Mouleskine era cierto, es decir, que si Junqueras o ella misma afirmaron, meses antes del referéndum, que  esa cita unilateral era "inútil", Rovira ha evitado responder y ha remitido a sus propios cuadernos: "Tendré que repasar mis apuntes de las reuniones", ha señalado.

Tampoco ha querido encadenarse con una eventual victoria en votos del independentismo por más del 50%. Ha requerido un "gran mandato democrático" y ha aceptado, eso sí, que superar ese 50% daría aun mayor fuerza al secesionismo. "Ellos", en referencia al ‘bloque del 155’, es decir, PSOE, Ciudadanos y, sobre todo, el PP, "están obligados a aceptar los resultados del 21-D porque ellos los han convocado". Sobre la aplicación de ese artículo de la Carta Magna, que provoca que "un partido con el 8% de los votos", en referencia al PP catalán, lleve las riendas del Govern provoca que Rovira no se sienta "libre", según ha señalado.

Sarcasmo unilateral

A vueltas con la unilateralidad, otro de los grandes ítems de campaña desde que el domingo el democristiano en las listas de ERC Antoni Castellà explicitara que la candidatura republicana no renuncia a ella, Rovira ha afirmado que su partido siempre "ha tomado la bandera de la negociación y el pacto" y es el Estado el que debe abrir ahora una vía de diálogo “como haría una democracia madura”. No obstante, si ello no se produce "no podemos vivir en un bloqueo constante. Los ciudadanos tienen derecho a prosperar y "ERC lo hará sin pedir permiso. ¿Qué hará el Gobierno? ¿Arremeter contra la reforma horaria? ¿ Contra el desarrollo de la ley de pobreza energética?", se ha preguntado de manera sarcástica.

Rovira ha cerrado el acto con una invitación envenenada al candidato de Catalunya en Comú, Xavier Domènech: "Sería bueno que dijera dónde se ubica, si con la represión política y policial del 'bloque del 155' o bien con los valores republicanos".

La pregunta del lector

Manel Pablo i Blanch (Torelló)

-Que el Tribunal Supremo haya escogido este momento para investigarla a usted y al comité estratégico independentista en plena campaña electoral, ¿se podría entender como un acto de coacción? ¿Piensa denunciarlo a la Junta Electoral central?

-“Sí considero que es un intento de coacción, pero que cae en saco roto, porque al final ni son sentimos coaccionados ni nos sentimos intimidados. Defendemos nuestros proyectos de manera libre. Sus intentos de coacción no tienen ningún efecto porque no estamos cometiendo ningún delito, estamos explicando un proyecto, un programa electoral, es decir, servir a los intereses de los ciudadanos. Por otro lado, hace tiempo que nos tienen ya acostumbrados a registros domiciliarios y en sede oficial y tienen a un vicepresidente, como Oriol Junqueras, en en la cárcel de Estremera.

Temas: Marta Rovira ERC

0 Comentarios
cargando