Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

Rovira echa en cara a Iceta que baile mientras Junqueras está prisión

"Lo que es frívolo es no saber cuántos parados hay", le rebate el líder del PSC

Roger Pascual

Miquel Iceta en la sede de la UGT, esta mañana.

Miquel Iceta en la sede de la UGT, esta mañana. / ALBERT BERTRAN

Conforme avanza la campaña, el tono de la refriega política va subiendo de volumen. A pocas horas del primer debate televisivo, Marta Rovira le afeó a Miquel Iceta sus bailoteos en 'El intermedio'. "Qué fácil es bailar cuando tu adversario político Oriol Junqueras está en prisión", le echó en cara la secretaria general de ERC, a la que Oriol Junqueras había señalado como futura presidenta. El líder del PSC le respondió con contundencia, pasando del 'Mira quién baila' al 'Mira quién habla', recordándole su patinazo en 'Salvados'.

"Todo lo que está pasando nos lo podríamos haber ahorrado si Carles Puigdemont hubiera convocado elecciones. Lo que es frívolo e irresponsable es hacer a los otros responsables. Yo ni declaro la independencia ni soy juez en la Audiencia Nacional", soltó en rueda de prensa en la agencia Efe, antes de realizar un último taconeo. 

"Lo que es frívolo es no saber cuántos parados hay en nuestro país", dijo a vueltas con el cara a cara de Rovira e Inés Arrimadas en 'Salvados'. Una intervención de la que la republicana no salió muy bien parada y en la que tanto ella como la candidata de Ciutadans quedaron retratadas al no saber, ni de cerca, la tasa de paro en CatalunyaTras esta intervención, Rovira fue sustituida por Roger Torrent en el primer debate televisivo de candidatos, por lo que se evitó que este jueves pudiera tener un duelo de bailes verbales con Iceta en TVE.

Iceta no solo espolvoreó un poco de ironía sobre Rovira, sino que también atizó a Toni Comín. El 'conseller' cesado señalaba en una entrevista en 'Nació Digital' que el PSC tendría que renunciar a sus siglas por haber traicionado su historia. "Como Comín ha cambiado tanto de partido, a él renunciar a las siglas siempre le resulta muy fácil. Los que tenemos convicciones profundas lo tenemos más complicado", le rebatió Iceta, evocando el pasado socialista del hoy número 7 en la lista de ERC.

Antes del debate de candidatos, el cabeza de cartel del PSC aprovechó la mañana para exponer, tanto en rueda de prensa como en un acto en la sede de UGT, su particular decálogo si llega a ser presidente: sinceridad y claridad, no esconder los problemas ni simplificar la realidad, no decir cosas que no se pueden hacer, respetar la legalidad, hacer del pacto la mejor arma del autogobierno, pragmatismo, seriedad, cordialidad, creatividad y tener como bandera el catalanismo y la justicia social. 

También para revelar que sus tres primeros gestos serían convocar una cumbre con agentes económicos y sociales y llamar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al presidente de la Comisión EuropeaJean-Claude Juncker. "A Rajoy no le pediría hora, sino horas", dijo. Sea como fuere, reclamó que haya "margen" para la confección de un Govern, que no sea de retales ni de cuotas de partidos, evitando la imagen del baile de sillas. "Si el presidente no fuese yo, no tendría por qué estar en el Gobierno, como pasa en el País Vasco", dejó caer.

Después de los comicios del 21-D, habrá que ver qué parejas de baile permite la aritmética, cuándo y cómo se forma un nuevo Ejecutivo y si el Parlament sigue al ritmo de 'trash metal' de los dos últimos y frenéticos años o baja las revoluciones para acompasarlas al 'Despacito' que Iceta bailaba con Thais Villas y que tanto indignó a Rovira.

0 Comentarios
cargando