Ir a contenido

JUSTICIA

El Gobierno corrige a Catalá y no pedirá reformar la euroorden

El portavoz Méndez de Vigo dice ahora que el ministro no va a plantear a la UE ningún cambio en la figura jurídica

El titular de Justicia aseguró que esa herramienta no es "eficaz", pero el Ejecutivo cree que funciona de manera "satisfactoria"

Pilar Santos

Rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

Rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. / DAVID CASTRO

El ministro de Justicia, Rafael Cataláaseguró el miércoles en una charla informal con periodistas durante la recepción del Día de la Constitución que la huida a Bélgica de Carles Puigdemont y varios exconsellers había puesto de manifiesto que las órdenes de detención europeas no son "ágiles ni eficaces". Por ese motivo, argumentó, tenía intención de pedir este viernes, en la reunión prevista en Bruselas entre responsables de Justicia e Interior de la Unión Europea (UE), que se abra un debate sobre las euroordenes para diagnosticar los "problemas" y buscar "soluciones". Sin embargo, finalmente, no lo va a hacer. El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, corrigió este jueves al ministro y señaló que, a juicio del Ejecutivo, las órdenes de detención europeas han tenido un recorrido "satisfactorio" y que Catalá no va a presentar "una reforma de la euroorden". "El ministro va a hacer [ante los socios europeos]un balance positivo de estos años, no va a plantear formalmente ninguna modificación", añadió.

El portavoz destacó la "enorme" dificultad de introducir cambios en una herramienta legal de esas características y recordó que fue un Gobierno de José María Aznar el que impulsó la euroorden a principios de siglo para luchar contra ETA. Según Méndez de Vigo, su creación ayudó al Estado a acabar con la banda, ya que impidió que los etarras que eran detenidos en países europeos por, por ejemplo, "tenencia de armas" tuvieran que ser juzgados allí antes que en España por terrorismo. 

Bélgica, más garantista

Méndez de Vigo sabe de lo que habla cuando se refiere a los obstáculos que España tuvo que superar para convencer a sus socios de la necesidad de esta herramienta legal. El ahora ministro se ha pasado media vida trabajando en Bruselas, donde fue durante 19 años europarlamentario y tuvo responsabilidades diversas, entre ellas colaboró en la elaboración de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE. 

La euroorden facilita el arresto y traslado de un individuo del país en el que se encuentra al país por cuya justicia es reclamado. Sin olvidar que Bélgica hizo una transposición muy garantista de la euroorden, motivo por el que Puigdemont y los exconsellers eligieron ese país para su huida.

0 Comentarios
cargando