Ir a contenido

DEBATE TERRITORIAL

Euskadi baja impuestos tras la mejora del Cupo vasco

La aprobación del Cupo vasco allana el camino a Rajoy para pactar los Presupuestos del Estado con el PNV

Todos los grupos parlamentarios cargan contra Rivera por criticar los privilegios vascos

Rosa María Sánchez

CONGRESO

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y el consejero de Hacienda vasco, Pedro Maria Azpiazu, en la tribuna del Congreso de los Diputados siguiendo el Pleno. / JUAN MANUEL PRATS

La aprobación ayer en el Congreso del Concierto y el Cupo vasco para el quinquenio 2017-2021 allana la aprobación de los Presupuestos del 2018 del Gobierno de Mariano Rajoy con el apoyo del PNV, al tiempo que desató incendios en gobiernos autonómicos tanto del PP como del PSOE, recelosos de la ventajosa financiación de Euskadi.

La mejora del Cupo coincidió, además, con un acuerdo entre el PNV y el PSE para rebajar el impuesto de sociedades en Euskadi con el objetivo de ganarse el apoyo del PP a los Presupuestos vascos. El pacto, alcanzado pocas horas antes de la aprobación del Cupo en el Congreso, establece una rebaja del tributo para las grandes empresas del 28% al 24% en los dos próximos años, (dos puntos cada año), según Diario Vasco. El tipo de las pymes bajará del 24% al 20%. Así, el impuesto de sociedades en Euskadi volverá a ser más bajo que en el resto de España, donde es del 25%.

"Yo no voy a hacer demagogia sobre el concierto vasco, que es un precepto constitucional. Pero sí creo que es razonable que al resto de presidentes autonómicos se nos explique cómo se llega a las cuantías del cupo, es decir, a las cuantías que el Gobierno vasco tiene que trasladar al central”, ha dicho el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo (PP), yendo incluso más allá de las quejas socialistas de los últimos días.

Rifirrafe a cuenta del “cuponazo”

Con los únicos votos en contra de Ciudadanos y Compromís, el pleno del Congreso ha aprobado  las leyes por las que Euskadi deberá retornar al Estado cada año 1.076 millones de euros (1.300 millones iniciales, menos 224 de políticas activas de empleo) después de haber recaudado sus impuestos. PP, PSOE, Podemos, PNV y Mixto ha votado a favor de los proyectos de ley, tramitados de forma directa y en lectura única, sin posibilidad de admitir enmiendas parciales.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha tenido que escuchar ataques muy duros de todos los demás grupos por su "oportunismo" y sus críticas a los "privilegios" de lo que él había bautizado como "el cuponazo" a favor del País Vasco.

Según Rivera, el cupo vasco permite que "la segunda comunidad autónoma más rica en renta per cápita sea subvencionada en un 30% por el resto de los españoles". "No vamos a hacer pagar al resto de los ciudadanos sus amaños políticos con los nacionalistas vascos", ha dicho Rivera desde la tribuna del Congreso, antes de denunciar el "pasteleo" y las "triquiñuelas" ante el ministro Montoro.

El portavoz del grupo valenciano Compromís, Ignasi Candela, ha justificado su voto e contra por el deseo de "un sistema de financiación para todos sin ningún tipo de privilegio".

Negociación presupuestaria con el PNV

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido los dos proyectos de ley bajo la atenta mirada del consejero de Hacienda vasco, Pedro Azpiazu, y del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, desde la tribuna de invitados. "Cuando hay lealtad y respeto a las instituciones cualquier acuerdo es posible", ha dicho el ministro antes de destacar que el pacto “es bueno para el País Vasco y para la estabilidad política y económica del país”.

Las claves 

  • Un modelo para Euskadi y Navarra  Las haciendas forales recaudan todos sus tributos y después transfieren al Estado parte de sus ingresos (el cupo) para financiar las competencias no asumidas, como Defensa. Para ello se tiene en cuenta que la economía vasca es el 6,2% de la española.
  • 1.300 millones al año para el Estado El cupo base para este el quinquenio del 2017 al 2021 se ha fijado en 1.300 millones (265 menos que en el periodo anterior). Pero hay que restarle 224 millones por la competencia de Empleo asumida por Euskadi en el 2011, con lo que el cupo baja a 1.076 millones.
  • El doble de ingresos que los demás La financiación media por habitante y año, a igualdad de competencias, fue de 4.170 euros en el País Vasco en el 2013, casi el doble que la media de las autonomías de régimen común (2.113 euros), y muy por encima de la cantidad de Catalunya (1.973 euros.
  • 1.000 millones de solidaridad Se critica que País Vasco y Navarra no aportan al fondo de solidaridad que nivela al resto de las autonomías. Los expertos cifran en unos 1.000 millones la cantidad que Euskadi debería asumir de este fondo, en función de su peso del 6,2% en la economía del país.

No en vano, la aprobación de las leyes vascas allana el camino para que el PNV acabe dando su apoyo al Gobierno para la aprobación del próximo proyecto de ley de Presupuestos del Estado del 2018. "Hasta enero no empezaremos a hablar del tema", ha dicho la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Ortuzar ha dejado claro que el PNV no empezará a negociar los Presupuestos hasta que termine la “excepcionalidad jurídica y política” en Catalunya y eso no será antes de la elecciones del 21-D y de que cese la aplicación del artículo 155 de la Constitución.   

Sistema de régimen común

Para frenar los recelos, el ministro Montoro se ha comprometido a impulsar la negociación el nuevo modelo de financiación autonómica para las comunidades de régimen común con el objetivo de poder llegar a un acuerdo político "en los primeros meses del 2018".

El portavoz socialista, Pedro Saura, se ha mostrado abierto a esta negociación después de haber criticado la "desidia" y la "nula voluntad política" del Gobierno del PP de haber impulsado la reforma en el 2017, tal como se comprometió Mariano Rajoy ante la Conferencia de Presidentes a primeros de año.

El contraste entre este retraso y la aprobación exprés del cupo ha enervado a altos representantes autonómicos, tanto del PP (Galicia, Castilla y León) como del PSOE (Valencia Andalucía, Aragón, Asturias, Extremadura y Castilla La Mancha) que, además, han censurado la falta de transparencia en la tramitación y han expresado dudas sobre los cálculos del cupo.

.

0 Comentarios
cargando