Ir a contenido

Rajoy da ya por inhabilitados a Puigdemont y Junqueras como interlocutores

El presidente afirma que no tendría sentido hacer "consellers" a los que estén en prisión

Señala la comisión constitucional como espacio para el diálogo tras el 21-D y confirma que no habrá cupo catalán

Gemma Robles / Patricia Martín

DIEGO CRESPO / VÍDEO: EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido marcar este martes los ejes de la que será su posición frente a Catalunya a partir del próximo 22 de diciembre, una vez se hayan celebrado las elecciones: el presidente ha avisado de que los dirigentes catalanes que estén en prisión tienen derecho a presentarse a los comicios, pero que sería "absurdo" que alguien piense en convertirlos de nuevo en 'consellers' si permanecen en prisión. Además, ha avisado de que para él ya están "inhabilitados políticamente" Carles Puigdemont u Oriol Junqueras, con independencia del resultado y a raíz de que algunos de los imputados hayan reconocido las "mentiras" de la independencia a toro pasado, ha dicho. "Dice ahora Puigdemont que hay otros caminos que no son la independencia...¡Qué lo hubiera dicho antes!", ha espetado.

En una entrevista en Cope, ha añadido también que si de las urnas sale una mayoría que no apueste nuevamente por la  vía de la secesión, lo que aportaría "estabilidad", el próximo año la economía global de España podría crecer hasta un 3 por ciento, por encima de las previsiones actuales. Y ha insistido en que en unos días se pondrá sobre la mesa la negociación sobre la reforma de la financiación -sugiriendo que podría afectar al modelo fiscal vigente también-, pero descartando que eso pueda implicar un sistema de cupo o similar para la Administración catalana.

En cuanto a las posibilidades de que en unos meses se pueda abrir un camino para la negociacion bilateral con Catalunya, el jefe del Ejecutivo también ha querido en esto marcar de antemano la pauta: todas las propuestas que los grupos catalanes quieran hacer al Estado deberán llevarse a la comisión sobre la reforma constitucional que, este mismo miércoles, quedará constituida en el Congreso de los Diputados. Eso sí, ha advertido de que avalar que exista ahora espacio para abordar los cambios de la Carta Magna, como ha reclamado el PSOE, no significa que el PP vaya a cambiar su posición a priori sobre los incovenientes de tocar el texto legal fundamental. "No puedo aceptar que una minoría se imponga y hay que respetar el principio de igualdad de derechos, de obligaciones y de acceso a los servicios públicos, además de la soberanía y la unidad nacional", ha apostillado.

Tirantez con Albert Rivera

En el transcurso de la entrevista ha rechazado las críticas que le han llovido desde Ciudadanos y algunos sectores del PP por no haber actuado antes en Catalunya para evitar la proclamación de independencia. "Yo no he sido timorato porque he aplicado el 155 y he cesado a todo el Govern", ha recordado, sin ocultar la tensión que existe con quien también es su socio en el Gobierno central, Albert Rivera, y cuyo partido está mejorando notablemente en los sondeos de opinión gracias, entre otras cosas, a su férrea posición frente al conflicto catalán.

En este contexto ha explicado que se optó por destitutir a la cúpula de Interior o terminar con las embajadas en el exterior porque "se dedicaban a criticar a España", pero evitando tocar otras competencias -incluida la gestión de tv3, pese a que los populares defendieron inicialmente hacerlo- porque a su entender sólo pueden orientarse de otra forma si el resultado electoral te acompaña. "La intervención es algo excepcional [...] que va a durar tres meses", ha remachado. 

Mención especial tuvo para las quejas de los 'naranjas' porque, supuestamente, los cuerpos policiales no actuaron con rotundidad en la huelga del 8 de noviembre. "No pueden ser blandos un día, duros al siguiente y que eso lo digan políticos que deberían ser más prudentes, no es un dato positivo. Criticar es muy fácil", ha exclamado, sin mencionar en ningún caso a Rivera. Sobre este asunto ha agregado que en la protesta fueron identificados 200 radicales que "ya están fichados" y "serán sancionados". "Se han abierto ya los procedimientos, en algunos casos judiciales y en otros administrativos, para sancionar a esa gente", ha incidido.

0 Comentarios
cargando