Ir a contenido

MANIFESTACIÓN DE SCC

El 'no' a la independencia vuelve a mostrar músculo en Barcelona

Centenares de miles de personas inundan el centro de la ciudad en rechazo a la DUI

Iceta se suma a una marcha que llama a votar para "restaurar la normalidad" el 21-D

Júlia Regué

La manifestación de Sociedad Civil Catalana ha congregado 300.000 personas según la Guardia Urbana y 1.300.000 segun SCC. / J. Cotrina / C. Montañes / ACN / Atlas

La manifestación convocada por Sociedad Civil Catalana (SCC) contra la DUI y a favor de la unidad de España celebrada este domingo en el centro de Barcelona ha sido el primer acto de campaña para las anunciadas elecciones del 21-D. La imagen de un frente común de los tres partidos denominados constitucionalistas, el PSCCiutadans y el PPC, ha sido una muestra de unidad frente a las maniobras del Ejecutivo de Puigdemont, aunque descarten en este momento concurrir conjuntamente a los comicios.

Bajo el lema 'Tots som Catalunya. Per la convivència, seny!', la cabecera ha sido protagonizada por la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, el líder del PPC, Xavier García Albiol, el delegado del Gobierno, Enric Millo, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la líder en Catalunya, Inés Arrimadas. Pero esta vez, también se han situado en las primeras filas dirigentes socialistas como Miquel Iceta, junto a la alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, un hecho inédito hasta ahora. También se ha visto al exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

'Votarem'

Como siempre, guerra de cifras para medir fuerzas. Según la Guardia Urbana de Barcelona, 300.000 personas se han manifestado a favor de la unidad de España, pero los organizadores han elevado la cifra hasta 1 millón de personas más. La Delegación del Gobierno, por su parte, ha cifrado en 1 millón los concentrados en el paseo de Gràcia. "Ya veremos cuántos somos en las urnas", ha espetado la vicepresidenta de SCC, Miriam Tey, desde el escenario, después de teatralizar un mareo irónico que le producía ver doble.  

De todas formas, los asistentes han conseguido dibujar un mar de banderas españolas, 'senyeres' y insignias europeas a lo largo del paseo. El retumbe constante de 'Y viva España' de Manolo Escobar, así como diferentes rumbas de Peret, han convertido la convocatoria en una acto festivo en el centro de Barcelona. Eso sí, 'Puigdemont a prisión' ha vuelto a ser uno de los cánticos más escuchados, que esta vez se ha combinado con 'Viva España, viva el Rey, viva el orden y la ley' y 'España unida, jamás será vencida'.

Y tras el giro político de estos últimos días, los manifestantes se han reapropiado del 'Votarem' que entonaban los independentistas para defender el 1-O y han llamado con este mismo mensaje a acudir a las urnas el 21-D. 'El día 21, votaremos de 1 en 1', han enfatizado.

Junquerólogo

El exministro socialista y expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, se ha alzado como el gran orador de la jornada. Ha dedicado buena parte de su discurso a arremeter contra el cesado 'president' Puigdemont "por hablar en nombre de todos los catalanes", contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a quien ha apostillado "la emperatriz de la ambigüedad" y contra el 'exvicepresident' Oriol Junqueras a quien ha calificado de "totalitario absoluto".

"Me he convertido en un junquerólogo", ha asegurado Borrell, para condenar después que el republicano haya "apretado" a Puigdemont cuando "había un acuerdo que evitaba una DUI y el 155". "Espero que la justicia haga pronto su trabajo y pida responsabilidades a todos los que están haciendo este daño a Catalunya", ha espetado, y ha afirmado que las elecciones previstas para el 21-D son una "oportunidad de oro" para revertir la situación política "dramática" y "tremendamente difícil y peligrosa" de la historia de Catalunya. Borrell ha defendido que la aplicación del artículo 155 "no es un golpe a la democracia sino un instrumento para reponerla" y ha llamado a modificar la Constitución.

Sólo ha disputado ovaciones del público con el exsecretario general del Partido Comunista de España (PCE), Paco Frutos, quien ha realizado un apasionado discurso en el que ha asegurado que los nacionalismos "destrozan el mundo" y ha criticado a la izquierda "que le baila el agua a los nacionalistas". Asimismo, se ha erigido como un "botifler" por ser "un traidor a las mentiras, a las historietas que se inventan cada día desde 1714 y contra el racismo identitario que se está creando".

El féretro del 'procés'

El presidente de SCC, Mariano Gomà, ha agradecido al Ejecutivo de Puigdemont "que haya cerrado este triste capítulo de la historia y enterrado bajo llave el 'procés'" proclamando la independencia y ha pedido que la justicia actúe "para poner a cada uno en su lugar". "Ya ha pasado el féretro con el cadáver del 'procés'" ha sentenciado.

En el comunicado de la organización para la cita, SCC mantiene que las elecciones autonómicas son "una gran oportunidad" para "restaurar la normalidad institucional". "Abren el escenario a un renovado pacto que recupere unas instituciones autonómicas reforzadas y prestigiadas y que nos permita lograr una Catalunya unida, sin vencedores ni vencidos", han defendido. La entidad ha apelado a la unidad de la sociedad civil no independentista y los partidos constitucionalistas para reivindicar que "las calles son de todos y no de los independentistas".

0 Comentarios
cargando