Ir a contenido

BARÓMETRO DE CATALUNYA DEL GESOP

Encuesta Catalunya: Los catalanes piden elecciones y rechazan la DUI

El 68% de los ciudadanos reclaman comicios para intentar resolver el conflicto

El 55% opina que el 1-O no legitima declarar el Estado catalán y el 40% cree que sí

Jose Rico

Concentración en defensa de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, el pasado martes en Barcelona

Concentración en defensa de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, el pasado martes en Barcelona / QUIQUE GARCIA (EFE)

Ni DUI, ni artículo 155. Ni el plan de Carles Puigdemont, ni el de Mariano Rajoy. En el momento de mayor voltaje político de las achacosas relaciones entre Catalunya y España, la mayoría de los catalanes opinan que la única solución que puede evitar males irreversibles sería la convocatoria de unas elecciones al Parlament. Lo piensan así dos de cada tres ciudadanos entrevistados por el Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, y lo suscriben casi la mitad de los catalanes partidarios de la independencia, alejándose con ello de los postulados que ahora defienden el 'president' y la mayoría de su Govern. El trabajo de campo se ha efectuado esta misma semana, tras el encarcelamiento de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y mientras trascendían los detalles de cómo aplicará el Gobierno el 155.

El 68,6% de los catalanes abogan por ir a las urnas para intentar resolver el enconado conflicto, frente al 27,4% que rechaza esta idea. Pero entre los secesionistas hay una fuerte división de opiniones: el 48% apoya los comicios y el 47,2% rehúsa esta opción. Obviamente, la fractura se plasma asimismo entre los votantes del PDECatERC e incluso, aunque en menor medida, la CUP. El 55% de quienes tienen previsto votar a la antigua CDC quieren elecciones, mientras que el 40,8% se opone. El 51,4% de los votantes republicanos rechazan ir a las urnas, pero un nada desdeñable 43,5% respaldan la convocatoria. Piden comicios hasta uno de cada cuatro electores cupaires.

DIVISIONES A LADO Y LADO

La vía electoral, alentada sobre todo por los sectores moderados del PDECat, es la favorita de los catalanes también cuando al mismo tiempo se les plantean otras dos salidas: declarar de forma inmediata la independencia o renunciar a la DUI y negociar con el Estado. El 36,5% de los sondeados consideran que el president debería convocar elecciones a fin de evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución; el 29,3% declararían ya el Estado catalán; y el 24,8% piden a Puigdemont que deje de lado la DUI y acepte dialogar con el Gobierno central sin líneas rojas.

El panorama es distinto, aunque nada monolítico, entre los partidarios de romper con España. El 58,8% de los independentistas reclaman la DUI inmediata; el 16,3% aboga por elecciones; el 15,7% prefiere que se renuncie a la secesión en pos del diálogo. La DUI halla un amplio acomodo en el electorado de la CUP (79,2%), es bastante mayoritaria entre los votantes de ERC (61,6%) y gana por los pelos en el caladero posconvergente (52,1%). Aun así, uno de cada cuatro votantes del PDECat se decantan por las elecciones como salida.

Los no independentistas también están algo divididos, aunque en este caso entre el camino de las urnas y el de la negociación. El 54,6% exige comicios, mientras que el 33,1% se inclina por el diálogo. Significativo resulta que entre los votantes del PPC sean más quienes piden que se negocie (47,4%) que aquellos que desean elecciones (36,8%), cuando Rajoy parece que utilizará el artículo 155, entre otras medidas, para forzar la convocatoria electoral en Catalunya. ¿Y los comuns? Pues el 47,3% de sus electores reclaman comicios y el 38,2%, que se aborte la DUI y se negocie. Solo el 7,3% de los votantes de Catalunya en Comú eligen declarar ya la independencia.

DUI ILEGÍTIMA

Por más que los catalanes condenen la represión policial del 1-O, más de la mitad de los entrevistados (55,6%) sostienen que los resultados del referéndum unilateral no legitiman la DUI, visión que comparten uno de cada cinco secesionistas. En cambio, cuatro de cada 10 encuestados sí ven legítima una declaración que para el 48% no se produjo el pasado 10 de octubre, con la ambigua frase de Puigdemont. El 37,5% sí cree que el president proclamó la secesión. Entre los independentistas, el 52% considera que sí, pero el 39% opina lo contrario.

La división social aún se nota en otras preguntas del sondeo. Casi la mitad de los catalanes, el 46,1%, querrían que el conflicto terminase con un pacto que dotase de mayor autogobierno a Catalunya, mientras que el 36,1% preferirían la independencia. La fractura es todavía mayor entre los secesionistas a la hora de vaticinar el final del túnel: el 40,1% confía en ver un Estado catalán, pero el 42,8% no tiene la misma esperanza. Cuando en septiembre del 2015, antes de las últimas elecciones, los independentistas tuvieron que contestar a una pregunta similar, solo el 21,8% confiaba en que la secesión se haría realidad, mientras el 61,8% no tenía la misma percepción.

Texto Alternativo

Ficha técnica

-Empresa responsable: GESOP.
-Técnica de investigación: entrevistas telefónicas asistidas por ordenador.

-Universo: población de 18 años y más en Catalunya.
-Número de entrevistas: 800.
-Muestreo: Estratificado por dimensión de municipio con selección aleatoria de hogares y cuotas cruzadas de sexo y edad para la selección de las personas.
-Error de la muestra: +/- 3,5% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.
-Trabajo de campo: del 16 al 19 de octubre.

0 Comentarios
cargando