Ir a contenido

MANIFESTACIÓN EN BARCELONA

"En pie si eres español"

Miles de manifestantes se dejaron llevar por cánticos y bailes en defensa de la unidad de España

Júlia Regué / J. G. Albalat / Barcelona

Imágenes de la manifestación no Independentista

Un hombre con una pancarta a favor de la unidad de España, en la manifestación de este domingo en Barcelona. / ALBERT GEA (REUTERS)

Réplica de la Constitución y del Estatut en mano y bandera (española, ‘senyera’ o europea) colgada del cuello para que ondeara por las espaldas. Así es como desfilaron este domingo algunos de los miles de asistentes a la movilización convocada por Societat Civil Catalana (SCC) para pronunciarse en contra de los planes del Govern para culminar el 'procés'. Algunos manifestantes se atrevieron a lucir insignias sostenidas por reconvertidos palos 'selfie', en vez de las habituales cañas de pescar, para expresar la connivencia entre los tres símbolos. Eso sí, nadie podía saltarse el guión a la hora de mostrar banderas franquistas. Y para que quedara claro, entonaron varias veces: "No somos fachas, somos españoles".

'Merchandising' no faltó. En las calles que desembocan a la Vía Laietana se repartió el material necesario para que se dibujara una marea teñida de rojo y amarillo. Y lo consiguieron. Hasta ahora el movimiento antisoberanista no había logrado semejante éxito de participación en las calles de Catalunya. Algunos lo otorgan a la crispación generada después del referéndum del 1-O, otros señalaron a los más de cien autobuses y a los trenes AVE repletos de manifestantes procedentes de ciudades como MadridValència Zaragoza, pero también desde pueblos cercanos a GironaTarragona Lleida. Sea como fuere, su mensaje retumbó y, como rezaba una de las pancartas, reclamaron "cambios históricos con mayorías históricas".

Animados por 'speakers'

Un intransigente cordón de voluntarios de SCC veló por la cabecera política en todo momento. No se vio ni a un Mosso d'Esquadra por la zona. El estrujamiento entre la multitud fue tal que, antes de la hora fijada para empezar la marcha, lo ideado para presidir la manifestación, ya se encontraba desbordado por centenares de manifestantes que la avanzaron y empezaron a desfilar por la Vía Laietana. El cántico más coreado fue el relativo a encarcelar al 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, y aquel que pide que no se minimice la participación en sus convocatorias, el "luego dirán que somos cinco o seis". 

Fue una manifestación festiva, especialmente gracias a los 'speakers' que, montados en un camión, animaban a bailar al ritmo de 'Resistiré' del Dúo Dinámico y de 'Mediterráneo' de Serrat, y a tambalearse acurrucados con la habanera 'El meu avi', pasando el brazo para llegar al hombro del compañero. Momento álgido: la aclamada llegada de las autoridades a las puertas de la estación de França. Los congregados les esperaban con una marabunta de cánticos, y los organizadores animaron por el megáfono a agacharse y a levantarse al unísono después de repetir tres veces: "En pie si eres español". Para no generar controversias, acto seguido lo repitieron en catalán y se vivió con el mismo entusiasmo. 

Desliz y cava catalán

Aunque ya dolían los pies después de dos horas de marcha (no por cansancio, sino por la lentitud del paso al que se andaba debido a la muchedumbre) los ánimos no decayeron con los parlamentos para concluir el encuentro. El encargado de presentar a las personalidades que cerraban el acto fue el vicepresidente de SCC, Álex Ramos, quien tuvo un pequeño desliz y otorgó a Vargas Llosa el Premio Nobel de la Paz, y no el de Literatura, que es el que se le concedió en el 2010. Lo tomó con heroicidad y bromeó con el hecho de tener duplicidad de títulos, para después encarar un contundente discurso contra el nacionalismo.

El expresidente del Parlamento Europeo y exministro socialista, Josep Borrell, procuró que todos la pasaran bien y sugirió a los asistentes provenientes de fuera de Catalunya que antes de volver a casa compraran una botella de cava catalán, ante la divertida mirada y media sonrisa del presidente de FreixenetJosé Luís Bonet. Y lanzó a los empresarios que han decidido trasladar su sede: "¿No lo podríais haber dicho antes? ¿Por qué no lo dijisteis en público?", vaciló.

La concentración se desconvocó pero no se dio por terminada. "El jueves (Día de la Hispanidad) nos volveremos a ver", aseguró el presidente de SCC, Mariano Gomà al despedirse.

0 Comentarios
cargando