Ir a contenido

REUNIÓN DEL PLENARIO MIUNICIPAL

BCN critica la represión policial y reclama la dimisión de Rajoy

La iniciativa, propuesta por el PDECat, ERC y la CUP, prospera por la abstención de Colau

El ayuntamiento califica de "golpe de Estado encubierto" la respuesta del Gobierno al 1-O

Toni Sust / Barcelona

Ada Colau y Carles Puigdemont.

Carme Forcadell, Colau y Puigdemont. / XAVIER JUBIERRE

Barcelona "rechaza la escalada represiva del Estado español contra el pueblo catalán, los ayuntamientos democráticos y el Gobierno de la Generalitat, constatando que la suspensión de la autonomía de Catalunya y de los derechos civiles y políticos que se están produciendo estos días son un golpe de Estado encubierto". Este es el punto más llamativo de una iniciativa aprobada este viernes por el pleno municipal del ayuntamiento, marcado, como era de esperar, por el referéndum del pasado domingo.

Tanto el grupo Demòcrata, el PDECat en el consistorio, como ERC y la CUP habían dispuesto iniciativas en apoyo del referéndum y contra la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado. Acabaron pactando un texto común que incluye el punto citado al principio. Ha prosperado porque los tres grupos proponentes han votado a favor y porque el de Barcelona en Comú, capitaneado por la alcaldesa, Ada Colau, lo ha permitido con su abstención. Su socio, el PSC, se ha pronunciado en contra. Es la enésima vez que los compañeros de gobierno votan distinto en cuestiones relacionadas con el proceso soberanista.

Agradecimiento

La proposición "felicita y agradece" a la organización y a las entidades, voluntarios y ciudadanos que "de forma pacífica y ejemplar" participaron en el referéndum y que lo hicieron posible "pese a las agresiones sufridas". El plenario muestra asimismo su "solidaridad" con los más de 300 heridos en Barcelona, más de 850 en total en Catalunya, que resultaron heridas por la actuación de la policía y la Guardia Civil, y se compromete a que el consistorio les facilitará asistencia jurídica, algo que ya anunció esta semana el teniente de alcalde Jaume Asens.

El texto "denuncia y condena" la actuación de los responsables del operativo de ambos cuerpos policiales así como la de los partidos y entidades que "de forma directa o indirecta le han dado cobertura". Reclama la dimisión y el cese de "los máximos responsables políticos del operativo". En detalle, se exige que dimitan el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido; el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo; el subdelegado, Emilio Ablanedo, y se reclama la destitución del jefe del operativo, Diego Pérez de los Cobos. La proposición "exige" la retirada "inmediata de todos los cuerpos policiales y represivos que el Estado español mantiene en Catalunya".

Daños personales y materiales

Los concejales piden al Gobierno central que compense los daños personales y materiales causados por la actuación policial y le pide que respete "el mandato democrático que emana del referéndum". En otras palabras: que reconozca el resultado. Muestra su apoyo a las personas "detenidas por dar cumplimiento al mandato del pueblo de Catalunya", en una alusión que podría referirse a quienes ya han sido arrestados en el pasado pero también aludir al fantasma que sobrevuela Catalunya estos días: la posible detención inminente del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Pocas sorpresas en el debate sobre la iniciativa. Por el grupo Demócrata, el excalcalde Xavier Trias ha afirmado que España es "una vergüenza democrática" en Europa a causa de lo sucedido. El republicano Xavier Bosch considera que la actuación de la Policía y la Guardia Civil fue "un castigo a la ciudad de Barcelona". 

Por la CUP, Maria Rovira ha confiado en que el ayuntamiento tendrá claro "de qué lado está" en el conflicto entre el Gobierno central y el catalán y ha defendido la ruptura inmediata de Catalunya con España. La concejala de Ciutadans Carina Mejías, ha calificado de "torpeza" la actuación del Gobierno central pero no se ha referido a los ciudadanos que fueron golpeados. Ha advertido de que su grupo no se sumaría a la "criminalización" de las fuerzas de seguridad estatales.

La 'estelada' y la estrella de David

El concejal del PP Alberto Fernández Díaz ha aludido al nazismo al dirigirse a Trias: "Si usted cree que la mejor forma de encarar el futuro de Catalunya es que desde la 'estelada' se señale a los que no piensan como ellos, otros ya lo hacían con la estrella de David". El diputado no adscrito Gerard Ardanuy ha mostrado su respaldo a la iniciativa con un discurso encendido, en contraste con su habitual tono sosegado.

El socialista Jaume Collboni ha afirmado que el PSC está en una posición media: "No estamos en el ‘a por ellos’ ni en el ‘Roma no paga traidores", ha dicho, antes de criticar una posible declaración unilateral de independencia y, a la vez, la posible intervención de la autonomía de Catalunya por parte del Gobierno central.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha justificado que Barcelona en Comú no ha votado a favor de la iniciativa por considerar que no abona la unidad: "Necesitamos tiempo para todas las formas de mediación posible".

El PDECat, ERC y la CUP piden a Colau que rompa con el PSC

El grupo Demòcrata, el de ERC y el de la CUP han pedido este viernes a la alcaldesa, Ada Colau, que su grupo, Barcelona en Comú, rompa con el PSC, socio de gobierno desde mayo del 2016, por su posición sobre el referéndum. Los socialistas han presentado una propuesta que condenaba “los lamentables y tristes hechos de la jornada del 1 de octubre así como la desproporcionada actuación policial contra la población civil pacíficamente movilizada”. El texto abogaba por que los concejales apoyaran que el Congreso abra una comisión para estudiar articulación territorial del Estado. Una propuesta que ha sido rechazada con la oposición de todos los grupos menos el propio PSC y Barcelona en Comú, pese a que Pisarello, en su turno de intervención, ha instado a Collboni a apoyar la celebración de un referéndum. Republicanos y ‘cuperos’ han pedido la ruptura de Colau con el PSC en distintas intervenciones, en tanto que el grupo Demòcrata ha presentado una iniciativa para reclamarlo. La alcaldesa ha subrayado que Collboni condenó los hechos violentos del domingo por lo que no ve motivos para que deje de ser su socio de gobierno. Colau ha llamado a la unidad también con los socialistas, que también ha justificado por su objetivo de “convencer a Pedro Sánchez de presentar una moción de censura contra Rajoy”.

0 Comentarios
cargando