Ir a contenido

RESPUESTA DEL GOBIERNO AL 1-O

Santamaría avisa de que los actos de precampaña tendrán respuesta judicial

El Gobierno advierte a los alcaldes de que "no pueden pretender saltarse la ley y que no tenga consecuencias"

La vicepresidenta considera que Puigdemont "ha perdido el norte" y asegura que se cerrarán el resto de las web del referéndum

Patricia Martín / Madrid

ATLAS

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha avisado este jueves que los actos de precampaña, que comenzarán hoy mismo con un gran mitin del PDECat en Tarragona, también tendrán respuesta por parte de la justicia. "Los particulares y las autoridades saben que no pueden ceder espacios ni poner publicidad de ningún acto preparatorio" del referéndum suspendido, ha advertido. 

Asimismo, ha avisado de que la Guardia Civil tiene mecanismos para cerrar nuevas web que publiciten la consulta, un escenario que el Gobierno ya había previsto. Santamaría ha afeado a Carles Puigdemont que, minutos después de la clausura de la primera página, comunicase, en su cuenta oficial de Twitter, la apertura de otra y ha alertado que el nuevo enlace "es pan para hoy y hambre para mañana".

En una entrevista en el 'Programa de Ana Rosa', ha apoyado además la decisión del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, de aumentar la presión sobre los dirigentes que apoyen el 1-O y, en consecuencia, imputar a los alcaldes que se han mostrado dispuestos a ceder locales para la celebración del referéndum. Según la número dos del Gobierno, el Estado de derecho "funciona para todos" y, por tanto, los ediles independentistas "tienen que asumir sus responsabilidades ante la justicia". "No pueden pretender saltarse la ley y que no tenga consecuencias", ha manifestado.

La vicepresidenta ha considerado que los regidores deben acudir ante la justicia, defenderse y recurrir si lo consideran oportuno y, ante la rebeldía que pretenden ejercer los alcaldes de la CUP, ha señalado que quienes "no quieran ir incumplen una obligación que se llama colaborar con la justicia". Y si al final del proceso resultan inhabilitados, ha continuado, tendrán que "asumir su responsabilidad". 

Ausencia total de diálogo

En este contexto, la número dos del Gobierno ha admitido que en estos momentos no hay ningún tipo de diálogo con la Generalitat y, a su juicio, ambas administraciones no podrán volverse a sentar en la misma mesa hasta que Carles Puigdemont "dé marcha atrás en todo" y retrotraiga la situación al momento previo a la decisión de "saltarse la ley". Mientras tanto, ha señalado, las invocaciones del 'president' a la negociación buscan, en su opinión, "blanquear su radicalidad". 

En línea con sus manifestaciones de los últimos días, Sáenz de Santamaría se ha mostrado muy dura con la Generalitat: "No pueden convertir Catalunya en una comunidad sin ley [...] Allí se ha perdido el norte", son algunas de las acusaciones que ha vertido.

Asimismo, ha reconocido que, viendo la persistencia de los dirigentes independentistas, el Gobierno está "tranquilo" de haberse puesto "en todos los escenarios posibles" porque todos ellos tendrán "respuesta" y la consulta, por ello, "no se va a celebrar". 

0 Comentarios
cargando