Ir a contenido

ante la amenaza del 1-O

Rajoy: "Nadie va a liquidar la democracia española"

El presidente del Gobierno advierte de que "unos extremistas quieren dar un golpe a la democracia y volar la Constitución"

Promete dar "batalla" a los que intenten "expandir el secesionismo" a València

Nacho Herrero / Valencia

Rajoy a su llegada al congreso del PP en Valencia.

Rajoy a su llegada al congreso del PP en Valencia.  / Miguel Lorenzo

Mariano Rajoy endureció este sábado su tono contra el desafío independentista catalán y el referéndum del próximo 1 de octubre, pero mantuvo ocultas sus cartas y no dio ninguna pista sobre cómo piensa hacerles frente. El presidente del gobierno dijo que el problema "más acuciante" al que se enfrentan en el inicio del curso político es el "golpe a la democracia española con el que un puñado de gente instalada en el extremismo pretende la voladura de la Constitución" pero dio por seguro que fracasarán.

“Vamos a preservar la unidad de España, que a nadie le quepa la más mínima duda y vamos a garantizar el respeto a nuestro texto constitucional. Nadie va a liquidar la democracia española", afirmó. En el discurso de cierre de la Interparlamentaria del Partido Popular en la localidad valenciana de Alboraya reiteró que ese referéndum privaría “al conjunto de los españoles de poder decidir” y afirmó que “eso es liquidar la soberanía nacional y es ilegal”. Además, arremetió contra el procedimiento escogido para que el Parlament catalán apruebe este miércoles una ley para dar soporte a la votación. “Pretenden calificar en un día la proposición de ley e incluirlo en un orden del día en el que no está, privando a la oposición de su derecho a enmendar y de ir al comité de garantías. En un día pretenden liquidar la soberanía nacional y la Constitución. No lo van a hacer, tengan la absoluta y total

Puigdemont pide no caer en provocaciones

A la misma hora en la que Mariano Rajoy cargaba con dureza contra los impulsores del proyecto secesionista, Carles Puigdemont aprovechaba para hacer un llamamiento a las filas independentistas, recomendando no caer en provocaciones. «Hay en marcha una operación provocación. No caigamos en ella. ¡Nos quieren crispados y enfadados (como ellos) porque nos ven serenos y esperanzados!», tuiteaba el president de la Generalitat. Puigdemont hacía estas consideraciones a falta de menos de un mes para el 1 de octubre, la fecha marcada para la celebración del referéndum de independencia, y a las puertas de una semana que se antoja clave, ya que Junts pel Sí y la CUP tienen previsto intenar aprobar la controvertida ley del referéndum en el pleno del Parlament que se celebrará el miércoles y el jueves.

certeza", señaló.

Advirtió que no va a “abdicar” de su obligación de hacer cumplir la ley y la Constitución y recordó que es un deber que comparte con todos los cargos institucionales. Por eso dijo que el hecho de que haya dirigentes que quieran ir contra esa norma "no solo es un absurdo, es una estafa a la democracia que no se va a producir". Pero el presidente del Gobierno no apuntó nada de qué hará para evitar el referéndum, se limitó a afirmar que harán cumplir la ley "con toda su fuerza, sin levantar la voz y sin entrar en enfrentamientos estériles, que es lo que pretenden, con moderación y proporcionalidad, pero con total firmeza y determinación". Rajoy deslizó que el Govern “parece estar secuestrado por radicales decididos a actuar en la intolerancia” e hizo un llamamiento a los dirigentes catalanes para que “desconecten de la insensatez, de la ilegalidad y de las amenazas de imponer y que hubiera una conexión con los catalanes sensatos y moderados, que son la inmensa mayoría".

El dirigente popular, que aseguró que no aprobará un nuevo modelo de financiación autonómica sin un acuerdo con el PSOE, tomó la palabra después de que Isabel Bonig, la presidenta del PPCV, acusara al gobierno de la Generalitat valenciana de tratar de aplicar “el proyecto iniciado en Catalunya”. Rajoy animó a la presidenta popular valenciana a dar “la batalla” si algunos “intentan expandir el secesionismo”.

García Albiol pide la dimisión de Forn

La jornada se inició con un minuto de silencio por las víctimas de los atentados de Barceona y Cambrils y Rajoy añadió que los terroristas golpearon en Catalunya “pero lo sentimos en toda España y así lo expresamos en la manifestación de Barcelon, pese a que una mayoría fanatizada trató de impedirlo”. Antes de entrar a la cita, Xavier García Albiol, presidente del PP catalán, aseguró que si se confirma que hubo un aviso de la inteligencia de Estados Unidos a los Mossos de Escuadra de un posible atentado en la Rambla el 'conseller' de interior Joaquim Forn debe dimitir. “Si se acaban confirmado los datos que han ido apareciendo los últimos días es evidente que el 'conseller' tiene que dimitir ya no tanto por incompetente sino por mentiroso y embustero”, señaló. "No se puede estar cargando las tintas e intentando trasladar una responsabilidad al Gobierno de España, a las fuerzas de seguridad, y que a la hora de la verdad se descubra que es el gobierno de la Generalitat el que ha estado mintiendo de manera descarada", añadió. El popular, que no quiso incluir en su petición de dimisión a Josep Lluís Trapero, ‘major’ de los Mossos, apuntó que aunque la gestión de los atentados “podría haber sido mejorable” debe haber sobre ella “un debate más técnico que político”.

0 Comentarios
cargando