Ir a contenido

LA MEMORIA HISTÓRICA

El pueblo en el que veranean los Franco pide ilegalizar su fundación

El Ayuntamiento de Sada aprueba instar a la Xunta a traspasar al municipio la gestión de las visitas al Pazo de Meirás

El acuerdo incluye declarar a los herederos del dictador personas non gratas con respecto a su actuación en relación al palacete

Pilar García / Barcelona

Asistencia masiva en el pleno del Ayuntamiento de Sada, este sábado.

Asistencia masiva en el pleno del Ayuntamiento de Sada, este sábado.  / Ayuntamiento de Sada

El Ayuntamiento de Sada (A Coruña), donde se encuentra el Pazo de Meirás, lugar en el que veraneaba Franco y en el que lo siguen haciendo sus herederos, ha aprobado este sábado instar a las autoridades competentes a modificar la ley de fundaciones para poder ilegalizar a la que rinde honores al dictador. La resolución, votada en un pleno extraordinario, contempla también iniciar el proceso para que el municipio logre la titularidad del recinto y gestione las visitas al mismo.

El acuerdo ha salido adelante con los votos a favor del equipo de gobierno -integrado por la coalición de izquierdas Sadamaioría (4 concejales), PSdG-PSOE (2) y BNG (2)-, la abstención del PP (han asistido al pleno 5 de sus 7 ediles), por considerar que “hay otras prioridades”, y los votos en contra del Partido Demócrata Sada Popular (PSDP, con 2 concejales). La sala de plenos se ha llenado de numerosos vecinos que no han querido perderse la sesión. Otros ciudadanos incluso han seguido el pleno desde un televisor instalado en la calle por el ayuntamiento.

El BNG ha presentado una enmienda al texto inicial que incluía la declaración de “personas non gratas” de los herederos de Franco, por querer convertir el Pazo de Meirás “en un parque temático de exaltación del franquismo”. La propuesta, que el PP ha tachado de “más chavista que demócrata”, no ha salido adelante después de que el secretario municipal señalara que esa declaración “no es del ámbito de las competencias municipales”.

Un argumento con el que el BNG ha discrepado al recordar que el Ayuntamiento de Pontevedra declaró persona non grata al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Posteriormente, el alcalde, Benito Porcela, ha señalado que el consistorio de Pontevedra tuvo que acabar anulando esa declaración.

Finalmente, se ha acordado declarar “de forma simbólica” a los herederos del dictador, ha explicado Porcela a este diario, personas “non gratas” pero concretamente “con respecto a su actuación en relación al Pazo de Meirás”. El regidor ha lamentado no haber logrado un consenso unánime, pero ha celebrado “la coincidencia de todos los partidos de la izquierda”.

Camisetas reivindicativas

Se han incorporado también a la declaración inicial, propuesta por la alcaldía, otros puntos aportados por el grupo nacionalista gallego, cuyos concejales llevaban camisetas con el lema ‘Familia Franco non grata en Sada’. Entre esos puntos destaca la constitución de una junta pro-Pazo de Meirás, que esté integrada por organizaciones políticas y sociales, para iniciar el proceso cara a la recuperación del palacete para el municipio.

Tras el pleno, ha habido unas intervenciones finales en el exterior del ayuntamiento.

Bien de Interés Cultural

La Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) reavivó la polémica del Pazo de Meirás, declarado Bien de Interés Cultural, al asumir la gestión de las visitas al recinto y asegurar, el pasado 31 de julio en un comunicado, que tiene así "una excelente oportunidad para mostrar al gran público la grandeza de la figura" del dictador.

El alcalde envió entonces un escrito a la Xunta pidiéndole que sea el ayuntamiento el que gestione las visitas al edificio, que un grupo de franquistas adquirió a partir de extorsiones a los vecinos del pueblo en 1938 para que lo disfrutara Franco. El regidor ya había enviado esa petición al Gobierno gallego en el 2015, tras asumir el bastón de mando en el consistorio. 

La reclamación emana esta vez del pleno, que ha aprobado un acuerdo con varios puntos. Además de reclamar al Ejecutivo autonómico la gestión de las visitas del pazo, el ayuntamiento se dirige a las Cortes, los grupos parlamentarios y el Gobierno del Estado para que se modifique la ley de fundaciones y declarar "ilegales" aquellas que, "como la Fundación Nacional Francisco Franco, tengan por objeto el homenaje a la vida y obra del criminal dictador". 

Apoyo a la memoria de las víctimas de la dictadura

El consistorio establece también "formalizar una declaración institucional de condena expresa" al comunicado de la Fundación Franco, así como de "apoyo a la memoria de las víctimas del franquismo".

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMM) también ha presentado esta semana una iniciativa en el Congreso para que la FNFF sea ilegalizada por vulnerar, sostuvo, los derechos humanos y difundir el legado de un dictador.

0 Comentarios