Ir a contenido

Muere el 'exconseller' Joaquim Molins

El exdiputado de CiU en el Parlament y en el Congreso fallece a los 72 años

Roger Pascual

Joaquim Molins, que ha dimitido como presidente del Patronat del Liceu.

Joaquim Molins, en el 2013.  / CARLOS MONTAÑÉS

Joaquim Molins, 'exconseller' de la Generalitat durante los gobiernos de Jordi Pujol, ha fallecido este jueves a los 72 años. Diputado de CiU tanto en el Congreso como en el Parlament, Molins dejó el pasado mes de octubre la presidencia del patronato de la Fundació del Gran Teatre del Liceu de Barcelona "de forma inmediata" por motivos de salud y desde entonces formaba parte del patronato como vocal de la Generalitat.  

Su sonrisa era su tarjeta de visita y su emblema durante los ocho años que estuvo en el Govern, como recordaban muchos tras su muerte. "Añoraremos la sonrisa, la maestría, la voz fuerte y el carácter afable de Joaquim Molins. Un hombre noble y generoso con el país. ¡Gracies Molins!", ha tuiteado Marta Pascal, en recuerdo del político convergente. 

Ingeniero industrial, durante su trayectoria política fue diputado en el Parlament y en el Congreso y 'conseller' de Comerç i Turisme y de Política Territorial i Obres Públiques con Jordi Pujol como 'president'. En el 1995 sustituyó a Miquel Roca como portavoz en el Congreso, cargo que dejó en 1999 para presentarse a la alcaldía de Barcelona. Dos años después de perder aquellas elecciones frente a Joan Clos se retiró de la vida política. En el 2012 fue escogido consejero delegado de Barcelona Regional, la agencia metropolitana de desarrollo urbanístico y de infraestructuras, y un año después asumió la presidencia del patronato de la Fundació del Liceu.

ELOGIOS DE ALEMANY

"Político, empresario, presidente del Liceo, ... un personaje polivalente pero, sobre todo, una buena persona, responsable y que se hacía querer. Nos hizo sufrir cuando quería seguir en la brecha del Gran Teatre y la enfermedad ya lo limitaba mucho", ha reflexionado Salvador Alemany, su sucesor en el Liceu.

En el 2016 fue condecorado por el Gobierno central con la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio. Uno de los últimos actos públicos de Molins fue el pasado mes de mayo, cuando recogió de manos de Carles Puigdemont la Creu de Sant Jordi, en reconocimiento a su "participación en la vida política catalana durante veinticinco años, así como también a través de su contribución en el ámbito económico, como empresario y también por sus inquietudes culturales". 

0 Comentarios
cargando