Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

Álvarez-Cascos niega comisiones a la trama Gürtel en el Ministerio de Fomento

Sostiene que Bárcenas seguía instrucciones de Lapuerta y que no tiene queja de él como gerente

El exministro del PP inaugura el turno de los exdirigentes del partido que comparecen en el juicio

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

FRANCISCO ÿLVAREZ-CASCOS DECLARA EN JUICIO GÿRTEL

El exdirigente del PP y exvicepresidente del Gobierno Francisco Alvarez-Cascos a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional para declarar en el juicio de la Gürtel. / jma (FERNANDO VILLAR / EFE)

Envejecido, con algún problema de oído, pero con todos los documentos que necesitaba en la cabeza o en la carpeta con la que se auxiliaba, el exministro Francisco Álvarez-Cascos aseguró este lunes ante el tribunal del 'caso Gürtel' que en el Ministerio de Fomento, que dirigió entre el 2000 y el 2004, nunca hubo "tratos de favor", ni se hicieron adjudicaciones ilegales a cambio de donaciones al Partido Popular. 

El primer exsecretario general del PP que ha declarado en la vista contra la trama corrupta calificó en varias ocasiones de "inverosímil" la versión ofrecida por el principal imputado en la causa, Francisco Correa, relativa a que tanto él como Plácido Vázquez intermediaron por empresarios donantes del PP para que fueran adjudicatarios de contratos de los ministerios de Medio Ambiente y de Fomento. 

El exministro sostuvo que a su llegada a Fomento cambió el sistema de adjudicación para reducir al máximo la discrecionalidad. Estableció que los sobres económicos no se abrieran hasta que la mesa de contratación ya conociera los técnicos para evitar prácticas como las denunciadas en 1991 por el entonces titular de la cartera, Josep Borrell, cuando pidió a las grandes constructoras que no donaran a los partidos. 

"Era imposible la discrecionalidad, la arbitrariedad o la manipulación, porque las mesas de contratación tenían la documentación antes. En mi época eran imposibles los tratos de favor en la contratación de obras y servicios", aseveró el expresidente asturiano.

EXCULPAR A BÁRCENAS

Cascos, que fue secretario general del PP entre 1989 y 1999, exculpó en todo momento al extesorero del partido Luis Bárcenas de cualquier responsabilidad en la toma de decisiones relativas a pagos o donaciones, ya que, sostuvo, como gerente dependía jerárquicamente de Álvaro Lapuerta, que era el tesorero y al que no se juzga por demencia sobrevenida. Añadió que en los años en que tuvo "actividad en el partido" no tuvo "ningún motivo de reproche como gerente" contra Bárcenas.

Según el exvicepresidente del Gobierno, en los años 2003 y 2004, "no tenía ningún cargo en el partido", por lo que ni participó en las campañas electorales realizadas en ese periodo, ni conocía a las empresas contratadas. A preguntas de la acusación también negó haber cobrado en algún momento sobresueldos. 

Además, defendió que la propia Udef de la policía desmintió que las siglas PAC que aparecían en la contabilidad de la trama respondieran a él y recordó una querella que interpuso contra el exedil José Luis Peñas por las grabaciones que hizo a Correa, en las que este decía haber llevado "1.000 millones de pesetas" a Génova. El líder de la trama mantuvo en el juicio que esas siglas eran las suyas, como "Paco Correa", y que no tenían relación con el exdirigente popular.

Este martes declararán ante el tribunal los exsecretarios generales del PP Javier Arenas y Ángel Acebes, así como el exministro del Interior Jaime Mayor Oreja y el exvicepresidente del gobierno Rodrigo Rato, ya condenado a 4 años y medio de cárcel por las tarjetas 'black'.  

0 Comentarios