Ir a contenido

Rajoy salva el primer escollo de los Presupuestos pese a la corrupción

El PNV arranca una rebaja de 540 millones en el cupo y apoyará las Cuentas de 2017

El PSOE carga contra los escándalos, pero mantiene el 'no' a la moción de Podemos

PILAR SANTOS / ROSA M. SÁNCHEZ / MADRID

El ministro Montoro durante su intervención.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. / JOSÉ LUIS ROCA

Mariano Rajoy logrará este jueves superar el primer escollo de los Presupuestos y podrá tumbar las siete enmiendas a la totalidad que han presentado los grupos parlamentarios de la oposición. Pese a la acumulación de casos de corrupción, de sospechas, de imputados y de testigos del PP llamados ante el juez, Rajoy ha conseguido convencer a UPNForo AsturiasCoalición CanariaCiudadanos y PNV para que le den su apoyo.

"No han sido unos Presupuestos negociados, sino comprados", denunció Alberto Montero, portavoz de Podemos, sobre las cesiones a esos socios. Este miércoles se supo que en el acuerdo con los nacionalistas vascos, negociado directamente por Rajoy y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, el Ejecutivo central devolverá a Euskadi 1.400 millones de euros por los desajustes registrados durante esta década y ha fijado en 956 la cantidad a abonar a Hacienda este año por Vitoria, 540 millones menos que en el 2016.

El primer examen de los Presupuestos ha puesto a algunos grupos ante el espejo y han tenido que encajar sus contradicciones. Ciudadanos, que se jactaba de haber llegado a la política nacional para acabar con las prebendas de los nacionalistas, se ve en el mismo bando que Coalición Canaria y el PNV y es testigo de cómo Ortuzar ha arrancado millonarias contrapartidas al PP, a cambio de su respaldo. El PSOE, a dos semanas y media de escoger a su nuevo líder, llevó a cabo la intervención más dura contra la corrupción del PP, pero al mismo tiempo continuó negándose a apoyar la moción de censura de Podemos. 

Levy aconseja al PDECat que tome nota de los nacionalistas vascos y saque contrapartidas económicas para Catalunya en las enmiendas parciales

Unas contradicciones con las que Rajoy lleva mucho mejor las duras críticas que los portavoces lanzaron contra su partido debido al último escándalo de corrupción que ha afectado a sus filas, el 'caso Lezo', por el que está en la cárcel el expresidente madrileño Ignacio González.

El jefe del Ejecutivo ha sabido cosechar los 175 escaños para frenar las siete enmiendas a la totalidad (del PSOE, Unidos Podemos, ERCPDECATCompromísNueva Canarias y EH Bildu)  con el objetivo de que los Presupuestos lleguen a comisión y avancen en su tramitación.

Después, en una segunda fase, el Ejecutivo necesitará mayoría absoluta (176 votos) y ese último apoyo espera lograrlo con cesiones al diputado de Nueva Canarias (un partido autónomo, pero que concurrió con el PSOE a las elecciones, otra contradicción más para Ferraz).

PACTO FIRMADO POR RAJOY Y ORTUZAR

El pacto con el PNV lo firmaron este miércoles Rajoy y Ortuzar en el despacho de Rafael Hernando, portavoz parlamentario del PP. Eso sí, no hubo fotos ante la prensa; a ninguna de las dos partes le interesaba demasiado. Los dos partidos fijaron un cupo provisional para el 2017 de 1.300 millones de euros, que, tras descontar los 344 millones de políticas activas de empleo, se quedará en 956 millones, informa Aitor Ubarretxena. Esta es la cantidad a pagar este año por Euskadi al Estado en concepto de competencias no transferidas. En paralelo, las negociaciones entre el PNV y el PP han añadido también un plan que incorpora la entrada del Tren de Alta Velocidad a las capitales vascas para el 2023.

La vicesecretaria del PP, Andrea Levy, aprovechó el pacto para aconsejar al PDECat que intente conseguir contraprestaciones económicas para Catalunya. "Las enmiendas [parciales] sirven para que se peleen mejoras en concreto y ahí estamos abiertos a la negociación", aseguró.

LAS COPAS Y MUJERES DE DIJSSELBLOEM... Y DE MONTORO

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, defendió las cuentas porque son las que el Gobierno puede tener en un momento en el que la prioridad "es el gasto social y reducir el déficit público". Montoro advirtió también sobre los que pretenden "una borrachera de gasto", un tono que recordó al utilizado por el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroem Dijsselbloem, hace unas semanas. Dijsselbloem aseguró que los países del sur se gastaban los fondos europeos "en alcohol y mujeres".

El portavoz socialista, Antonio Hernando, respondió que es "una vergüenza" semejante comparación. "Le quiero preguntar si usted cree que es gastarse el dinero en copas el dinero que se dedica a eliminar los copagos a los dependientes o a las personas mayores y reabrir servicios públicos y escuelas rurales que ustedes habían cerrado cuando presidían determinadas autonomías", le inquirió Hernando.

El diputado socialista rechazó los Presupuestos con el argumento de que la corrupción en torno al PP ha cerrado cualquier puerta posible al diálogo, aunque no fue tan lejos como Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, cuyos portavoces pidieron la dimisión de Rajoy.

LAS PUERTAS GIRATORIAS

Joan Tardà (ERC) reprochó a Montoro que las cuentas beneficien a las grandes constructoras y a la "corrupción legal de las puertas giratorias", además de ser la radiografía de la "España centralista". El debate continuará este jueves, con la intervención de los portavoces del grupo mixto, entre ellos el PDECat, Ciudadanos y PNV.  

0 Comentarios