Ir a contenido

CORRUPCIÓN.CAT

El juez envía a la cárcel a Jordi Pujol Ferrusola

El magistrado acusa al primogénito del clan de blanquear hasta la actualidad

El auto le atribuye ocultar fuentes de pruebas y dificultar la investigación

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

Las últimas investigaciones apuntan a que ocultó 30 millones de euros desde que comenzó el caso. / JOSÉ LUIS ROCA / ATLAS VÍDEO

Jordi Pujol Ferrusola acude a declarar por tercera vez en la Audiencia Nacional
El juez de la Mata dicta prisión sin fianza para Jordi Pujol Ferrusola
Prisión comunicada y sin fianza para Jordi Pujol Ferrusola

Política

Jordi Pujol Ferrusola será el primer miembro del clan del 'expresident' que pisará la cárcel por corrupción. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha ordenado el ingreso en prisión comunicada sin fianza para el primogénito del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol Soley por haber seguido blanqueando hasta la actualidad. El magistrado cifra en unos 30 millones de euros el dinero que tiene en el extranjero.

El juez le atribuye los delitos de blanqueo, contra la Hacienda Pública, falsedad en documento mercantil y, "sin perjuicio de ulterior calificación", organización criminal. La resolución, de 14 páginas, justifica la prisión con el argumento de que Pujol Ferrusola "continúa manteniendo relaciones directas y continuas con distintos testaferros y/o fiduciarios en otros países (AndorraMéxicoEEUUArgentinaParaguay y Panamá)", lo que "pone de manifiesto que continúa su estrategia de ocultación de fuentes de pruebas y evidencias, dificultando aún más la investigación".

El auto de prisión, solicitada por las tres acusaciones personadas, la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacía del Estado y Podemos, tiene "como primera finalidad evitar la ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento, visto que se ha materializado el peligro fundado y concreto de ocultación de pruebas que ya se apreció en febrero del 2016", explica el auto.  

La segunda, prosigue, es "conjurar el riesgo de reiteración delictiva, que se ha concretado en las actividades desarrolladas por Jordi Pujol Ferrusola durante esta última fase del proceso". De nada le ha servido al primogénito del clan Pujol asegurar que tiene embargados 25 millones de euros. El magistrado cifra en unos 30 millones de euros "el importe mínimo" que tendría en el extranjero. Es la cantidad que le atribuía la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) en su último informe, que duplicaba lo calculado unas semanas antes.

LEJOS DE SER DE TIEMPOS LEJANOS

El juez sostiene que Jordi Pujol júnior "ha ido convirtiendo y transformando en el tiempo las inversiones realizadas para continuar las operaciones de blanqueo de capitales remitidos al exterior desde España o girados desde Andorra y otras jurisdicciones". Estas actividades, "lejos de situarse únicamente en tiempos lejanos, anteriores al 2010, han continuado desarrollándose hasta la actualidad",  lo que queda constatado con la documentación aportada por la defensa, que incluye operaciones del 2016 (una de 1,3 millones y otra de 1,6) y hasta del pasado enero (1.758.816).

No han convencido al juez sus argumentos de que se trata de reconocimientos de deuda y garantías de operaciones desarrolladas fuera de España. De hecho, el auto insiste en que sus sociedades facturaron 11 millones de euros por tareas de asesoramiento, consultoría e intermediación, sin que haya aportado "el más leve indicio que justifique la preparación, realización o seguimiento de esos trabajos".

SIEMPRE EN BENEFICIO DE LA FAMILIA

El magistrado recuerda que fue él quien "coordinó durante años la gestión de un importante patrimonio económico, de procedencia no determinada, en Andorra y probablemente en otras jurisdicciones, asignándolo a toda clase de inversiones mobiliarias, inmobiliarias y financieras, siempre en beneficio de la familia". 

Este martes, con una actitud arrogante que se iba desarbolando mientras escuchaba a las acusaciones, fue la primera vez que dijo que el supuesto legado fue depositado cuando llegó a Andorra en el Crèdit Andorrà, pero siguió sin explicar, "pese a que según su propia versión" tiene "perfecto conocimiento", apunta el auto, quiénes fueron los gestores que lo manejaron, los productos en que se invirtió, los montos alcanzados y su administración. Una estrategia defensiva "coincidente" y "obviamente orquestada y coordinada" con todos los miembros de su familia, que asegura que nunca le preguntaron por "elementales cuestiones" de su gestión "ni han sentido la curiosidad de hacerlo".

MÉXICO Y PANAMÁ

Para el juez existen indicios que revelan que las cuentas de la familia en Andorra se manejaban siguiendo las instrucciones del hermano mayor. Todas las trasladaron de la Banca Reig (luego Andbank) a BPA, las cancelaron, adquirieron estructuras societarias opacas para ocultar sus fondos a Hacienda y luego unos las regularizaron y otros no, como el propio Jordi Pujol Ferrusola, que envió su dinero a Anzuelo de Soluciones, en México. El juez recuerda que creó una sociedad en Panamá (Kopeland Foundation) a la que su madre, Marta Ferrusola, llevó sus bienes.

El magistrado recuerda que ya tuvo en cuenta sus contactos con personas y empresas en el extranjero cuando declaró ante él en febrero del 2016, pero con las medidas cautelares que acordó entonces, comparecencias y retirada de pasaporte, "no se ha conseguido disminuir el riesgo de ocultación o destrucción de fuentes de prueba ni el riesgo de reiteración delictiva". Para evitar que influya en las comisiones rogatorias cursadas, es imprescindible que ingrese en prisión.

0 Comentarios