Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA DEL SOCIALISMO

El 'no es no' busca recuperar el PSOE frente a Susana Díaz

Los partidarios del rechazo a Rajoy quieren impulsar una plataforma cara al congreso del partido

Sánchez pide trabajar "codo con codo" con Podemos para que los socialistas vuelvan a ser alternativa

Juan Ruiz Sierra

Pedro Sánchez y Patxi López, el pasado jueves en el Congreso, dos días antes de que el exlíder del PSOE renunciara a su escaño.

Pedro Sánchez y Patxi López, el pasado jueves en el Congreso, dos días antes de que el exlíder del PSOE renunciara a su escaño.  / periodico (AFP / GERARD JULIEN)

Ahora que la abstención del PSOE en la investidura de Mariano Rajoy ya se ha consumado, los defensores de haber mantenido el 'no es no' al líder del PP quieren que su posición no quede solo en un recuerdo de lo que pudo ser y no fue. Buscan recuperar las riendas del partido en el próximo congreso, que se celebrará el año que viene, frente a quien consideran la principal responsable del traumático giro dado por los socialistas: la andaluza Susana Díaz, presidenta de la Junta y probable candidata a la Secretaría General.

El movimiento no se encuentra por completo diseñado, pero todos los dirigentes de este sector (de Josep Borrell a Miquel Iceta, pasando por Patxi López) ya conversan en privado para crear una plataforma destinada a “aprovechar este momento de rebeldía”, en el que las bases, que serán quienes elijan en primarias al nuevo líder del PSOE, están mayoritariamente en contra de la abstención que se produjo el pasado sábado en el Congreso de los Diputados.

La plataforma no contaría por el momento con ningún líder claro, ni tampoco estaría solo integrada por los adalides del rechazo al líder del PP. Sus impulsores buscan que formen parte de ella dirigentes como el exministro Ángel Gabilondo, actual líder del partido en la Asamblea de Madrid, quien no se ha significado en la cruenta batalla por la posición a tomar en la investidura. Pedro Sánchez también debería integrarse, señalan las fuentes consultadas. En un momento en el que las relaciones entre el PSOE y el PSC están abocadas a cambiar tras el desacato de los socialistas catalanes que votaron 'no' a Rajoy, el partido liderado por Iceta, que representa el segundo territorio en número de militantes, solo por detrás de Andalucía, ayudaría en esta empresa, pero no de manera oficial.

LOS POSIBLES CANDIDATOS

La designación del candidato de esta corriente a las futuras primarias del PSOE no sería inmediata. Son varios los nombres que suenan para asumir este cometido. El de Borell entre otros, pero en el entorno del dirigente catalán, que ha vuelto a la primera fila a través de su defensa de Sánchez, explican que no dará el paso por diversos motivos, entre ellos su edad: tiene 69 años. López también forma parte de este grupo. El exlendakari estuvo cerca de postularse para sustituir a Alfredo Pérez Rubalcaba en el 2014, y quienes alientan sus opciones dicen que “tiene casi decidido” dar el salto.

Y después está Sánchez. Tras varias semanas instalado en el silencio, el exsecretario general renunció el sábado a su escaño y lanzó su candidatura para volver a liderar a los socialistas, utilizando ambiciosas palabras en una comparecencia sin preguntas. Dijo que quería “refundar” el partido. “Ni siquiera Felipe González se atrevió a tanto en Suresnes”, señalaron sus críticos, en referencia al congreso del partido celebrado en la localidad francesa en 1974, donde se cambió su orientación política poco antes de la transición.

Sánchez comenzó este domingo a recoger inscripciones para su campaña a través de su web (sanchezcastejon.es), pero son muchos, tanto defensores como detractores, los que consideran que sus posibilidades no son muy elevadas. Sus principales inconvenientes, señalan en ambos sectores, son los resultados electorales logrados con él como candidato (90 diputados en diciembre y 85 en junio) y el que se haya mostrado incapaz de unir al PSOE. Pero él está más que dispuesto a postularse. A partir de ahora recorrerá las agrupaciones socialistas para dar a conocer su proyecto y reclamar que se convoque ya el congreso, algo que descartan los socialistas andaluces y la gestora que pilota el partido, presidida por el asturiano Javier Fernández.

LOS MENSAJES DEL EXLÍDER

Al exsecretario general le conviene un cónclave inminente, porque ahora su relato y su forzada salida se encuentran muy presentes entre la militancia, pero uno de sus colaboradores más cercanos, que le continuará acompañando en esta etapa, descarta que el éxito de su candidatura dependa solo de este factor. “Nadie ha olvidado los recortes y la reforma de la Constitución de José Luis Rodríguez Zapatero después de todos estos años. La abstención a Rajoy ha sido todavía más grave”, argumenta.

El hecho de que Sánchez ya no tenga despacho en la sede socialista ni escaño en el Parlamento, continúa este aliado del exsecretario general, tampoco debería suponer un obstáculo insalvable. “Pablo Iglesias no tenía un aparato orgánico detrás ni era diputado y ha acabado consiguiendo 71 escaños”, señala, dando a entender que Sánchez, como el líder de Podemos, se dejará ver con asiduidad en los programas de televisión.

"El país no tiene oposición porque el PSOE se ha quedado en tierra de nadie", dijo este domingo el exsecretario general en 'Salvados', de la Sexta, durante una entrevista en la que denunció una coalición de intereses mediáticos y empresariales (entre los que citó a Telefónica, Prisa y el sector financiero) para frenar un "Gobierno progresista", defendió que "Catalunya es una nación" (en contra de lo mantenido hasta ahora) y, por último, argumentó que solo con Podemos los socialistas podrían a volver a ser los de antaño. "Yo taché a Podemos de populistas. Me equivoqué. No supe entender el movimiento que había detrás de Iglesias. Ese impulso renovador es muy necesario. Si el PSOE quiere ser alternativa de gobierno, tiene que trabajar codo con codo con Podemos", dijo Sánchez, quien también lanzó este mensaje a Díaz: «Si quiere liderar el PSOE, como así parece, tiene que dar un paso al frente». Ahora que se ha visto forzado a dejar el liderazgo, Sánchez es mucho más claro.

0 Comentarios