Ir a contenido

GUERRA ABIERTA EN EL SOCIALISMO

Susana Díaz: "Ahora toca pensar en el país y no en el partido"

La presidenta andaluza pide un debate "sosegado y profundo" apartado de los "intereses personales"

JULIA CAMACHO / SEVILLA

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, se abraza a la presidenta del partido, Micaela Navarro, una de las dimisionarias, este jueves por la tarde, en la reunión del comité director, en Sevilla.

La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, se abraza a la presidenta del partido, Micaela Navarro, una de las dimisionarias, este jueves por la tarde, en la reunión del comité director, en Sevilla. / JULIO MUÑOZ (EFE / JULIO MUÑOZ)

La presidenta andaluza Susana Díaz se ha dado un baño de masas en el comité director del PSOE-A, ante el que ha defendido que “en este partido no hay bandos, ni somos una banda”  y que tras unos días “duros y dolorosos” el partido necesita un debate “sosegado y profundo, no deprisa y corriendo”, y en el que primen los intereses de partido y el país "por encima de cualquier interés personal".

En una intervención de apenas 20 minutos, y con un tono grave, la secretaria general del PSOE-A ha concedido que el partido pasa “un momento crítico”, en el que tanto los militantes como los ciudadanos están “preocupados, desconcertados, tristes”. Y ha afeado que algunos compañeros se hayan situado en “posiciones impropias de quienes forman una gran familia”. Por eso, y tras recordar que lo que los ciudadanos esperan de una formación centenaria es “templanza y serenidad”, ha subrayado que el PSOE andaluz “pondrá todo de su parte” para “coser, unir y restablecer la fraternidad entre todos los compañeros”.

ANALISIS "SIMPLISTAS"

A juicio de la baronesa andaluza, las derrotas electorales encadenas por el PSOE incluso frente a un PP atenazado por la corrupción son la consecuencia, y no la causa, de que muchos ciudadanos no se sientan identificados con las propuestas socialistas. En su análisis, ha reprochado a quienes “se han cegado con fogonazos de esos partidos nuevos”, lo que ha hecho que “perdamos perspectiva de lo que es el PSOE”. “Y eso nos ha pasado factura”. También ha lamentado los “análisis simplistas” que han “provocado enfrentamientos”, reivindicando en ese momento la trayectoria del PSOE y su hoja de servicios, con Felipe González y José Luis Rodriguez Zapatero al frente. “Habrán tenido luces y sombras, pero siempre han pretendido transformar este país y lo han hecho”, ha dicho, destacando que además lo hicieron “por el bien del PSOE y del país”.

En este punto, ha reconocido que a muchos militantes, a los que ha apelado en varias ocasiones, les ha dolido ser identificados como “subalternos de la derecha”, algo que dice no está en el ADN del socialismo. "Me ha dolido", ha dicho, "no solo por Felipe González o por Zapatero, sino también por el PSOE", ha dicho, ejemplificando de nuevo en la agrupación andaluza, "que no ha hecho otra cosa en su vida que arrimar el hombro para ganar elecciones". "ESa es la manera de ser del PSOE", ha reivindicado.

Sobre las posibles soluciones, ha insistido en que en estos momentos "todas son malas,ningún camino nos gusta y eso es porque no tenemos la confianza de la mayoría de los ciudadanos". Así, ha apostado porque “lo primero es recuperar la unidad, el consenso y ayudar a coser” y volver a unir al partido."Si empezamos a entender que estamos en un momento complicado, y si no situamos a la gente en bandos ni les enfadamos, veriamos las cosas de otra manera". 

0 Comentarios