Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

Un informe policial confirma que hubo una 'operación Cataluña'

Una de las "competencias" del comisario Villarejo era "el proceso independentista", según el documento

Las pesquisas contra políticos catalanes coincidían con periodos electorales, afirman fuentes jurídicas

MARGARITA BATALLAS / MADRID

POLITICA DOCUMENTO

En las diligencias judiciales incluidas en el sumario de una causa derivada del ‘caso Nicolay’ -sobre una grabación a agentes del CNI-, se incluye un informe policial que sostiene que Villarejo tenía como competencia el proceso independentista catalán.  / periodico

Un informe policial sostiene que "una de las competencias" que el comisario José Villarejo ha desempeñado “durante la última legislatura” era “el proceso independentista catalán" por lo que "conoce a todos los interlocutores perfectamente". Dicho informe consta de más de 500 páginas y está firmado por el comisario Marcelino Martín Blas, quien supuestamente en su día también participó en la 'operación Cataluña' para intentar desacreditar a políticos catalanes.

El documento, que entre otras cosas saca a la luz la guerra entre comisarios de policía que ocupan u ocuparon altos cargos en Interior, fue remitido al juez Arturo Zamarriego, que investiga el caso del 'pequeño Nicolás', e incorporado al sumario de unas de sus piezas separadas: la que se refiere a una grabación ilegal en el despacho del ya mencionado Martín Blas, cuando era jefe de Asuntos Internos y mantenía con agentes del CNI una charla sobre Francisco Nicolás Gómez, esto es, el ‘pequeño Nicolás’.

Sobre esa grabación versa principalmente el extenso informe policial. Pero también sobre los posibles sospechosos de haber impulsado intelectualmente o difundido la misma, entre los que según este documento policial ocupa lugar destacado Villarejo.

Lugar en esa pieza separada y también en la causa global que atañe al ‘pequeño Nicolás’, en cuyo domicilio se encontró una nota con el nombre de José Villarejo y de su abogado y socio, Rafael Redondo. También por este lado hay vínculos con Catalunya: se da la circunstancia de que Redondo es el letrado que acompañó a la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, Victoria Álvarez, a declarar a una sede policial en Madrid.

Y que Nicolás atesoraba grabaciones a Javier de la Rosa en la que éste apuntaba estar “colaborando” en un informe policial sobre la familia Pujol. Además, esta misma semana el ‘pequeño Nicolás’ recalcó en los medios que Oriol Pujol le facilitó información sobre el hermano de Oriol Junqueras. Eso sí, negó conocer a Villarejo.   

JUGAR AL DESPISTE

Pues de este comisario y sus actividades se incluye un exhaustivo relato en ese documento policial que señala que una de sus competencias era “el proceso independentista catalán”. Villarejo tuvo que ir a declarar al juzgado el pasado miércoles. Allí reconoció que mantuvo "una intensa relación" con Martín Blas en el 2012 (año en que se sospecha hubo una operación para influir en las elecciones en Catalunya).

Sin embargo, esa relación se hizo añicos y Martín Blas fue cesado en el 2015. Este comisario sospecha que Villarejo estuvo detrás, al contar con apoyos en el ministerio. Villarejo desmintió esta versión ante el togado y jugó al despiste en el tribunal respecto a la 'operación Cataluña'.

Fuentes presentes en su declaración explican que "de una manera muy desordenada" reconoció haber viajado a territorio catalán para investigar temas de corrupción y de los Pujol. Pero 24 horas más tarde emitió un comunicado firmado por su abogado, Ernesto Díaz-Bastien, que señala que "no se refirió ni describió actuación policial concreta" y que cualquier referencia "siempre accidental o intrascendente a lugares geográficos”, solo se refería “a investigaciones estrictamente policiales sin intencionalidad política".

EL PAPEL DE LA FISCALIA

Lo cierto es que durante el 2012 la Fiscalía Anticorrupción recibió, al menos, tres intentos de desacreditar a políticos catalanes que acabaron archivados. Los fiscales, según fuentes consultadas, no se atreven a confirmar que existiera una ‘operación Catalunya’, pero admiten que los documentos llegaban en tiempo electoral.

Uno de los episodios más curiosos que afecta a comisarios y fiscales se produce el 29 de octubre del 2012. Ese día el citado Martín Blas viajó a Barcelona con el comisario José Luis Olivera para intentar convencer a los fiscales anticorrupción, Fernando Bermejo y Emilio Sánchez Ulled, de que reabran el 'caso Palau' y demanden al juez un registro en la sede de CiU.

A la fiscalía llegó también otro informe contra los hermanos Puig y un dictamen sobre la supuesta existencia de una cuenta en Suiza de Xavier Trías. Anticorrupción abrió diligencias: confirmó oficialmente que el político no era titular de cuentas en este país.

FERNÁNDEZ DÍAZ Y ANTIFRAU

No obstante, en la conversación que mantuvo Jorge Fernández Díaz con el exdirector de la oficina Antifrau, Daniel de Alfonso -y que resultó grabada y difundida- el ministro llegaba a asegurar que algunas de sus pesquisas sobre políticos catalanes serían refinadas por los fiscales."Esto lo afina la fiscalía", llega a decir. Pero fuentes jurídicas consultadas niegan que haber colaborado "en este estropicio". 

Tampoco las relaciones de la fiscalía con los policías que han elaborado este informe policial en el que tanto se habla de Villarejo son pacíficas. El fiscal del ‘caso Nicolay’ calificó como "una extralimitación intolerable" la actuación de Martín Blas y del inspector Rubén Sánchez (que colabora en la investigación sobre la grabación al CNI), por lo que reclamó al juez que sean relevados.

0 Comentarios