Ir a contenido

'CASO NICOLAY'

Villarejo admite que existía una "operación Catalunya"

El comisario confiesa haber colaborado con el exjefe de Asuntos Internos para frenar el 'procés'

EL PERIÓDICO / EUROPA PRESS / MADRID

Villarejo

El comisario del Cuerpo Nacional de Policía José Manuel Villarejo. / periodico (EFE / JORGE ZAPATA)

El comisario del Cuerpo Nacional de Policía José Manuel Villarejo ha reconocido este miércoles ante el juez de instrucción número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, que hasta el 2012 trabajó intensamente con el exjefe de la Unidad de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas en lo que ha denominado como "operación Catalunya", en alusión a las funciones secretas que llevaron a cabo desde este cuerpo para frenar el 'procés', han informado fuentes jurídicas.

Aunque en la transcripción no aparece esta referencia, según una fuente presente en la declaración Villarejo citó la "operación Catalunya" sin que los abogados, ni el fiscal ni el juez le preguntaran al respecto. Las transcripciones suele recoger --como es el caso-- una descripción sucinta de los temas tratados durante la declaración y no la reproducción exacta de todo lo dicho en sede judicial.

Esta revelación llega apenas dos semanas después del 'Fernándezgate', las conversaciones entre el ministro del Interior y el exjefe de la Oficina Antifrau de Catalunya, Daniel de Alfonso, en las que hablaban de cómo intentar erosionar a los partidos independentistas. Villarejo ha reconocido, además, que hasta el 2012 trabajó intensamente con Martín Blas para frenar el 'procés'. De hecho, en septiembre de un año después trascendió que Martín Blas y otro comisario, José Luis Olivera, fueron condecorados con sendas medallas al Mérito Policial con Distintivo Rojo. Estos dos mandos fueron los encargados de reunirse con los fiscales anticorrupción de Barcelona para ofrecer sus servicios en relación al 'caso Millet' y terminaron proponiéndoles registrar la sede de CDC, así como practicar otras diligencias contra responsables de la Fundación Trias Fargas. Dichas actuaciones fueron denegadas por el Ministerio Público.

EL 'PEQUEÑO NICOLÁS'

Villarejo ha declarado en calidad de investigado por el 'caso Nicolay', por la que se trata de averiguar quién hizo el 20 de octubre de 2014 la grabación ilegal donde se escuchaba al propio Martín Blas, al inspector Rubén López y a dos agentes del CNI hablando sobre las actuaciones sobre Francisco Nicolás, el 'pequeño Nicolás'.

Tras ser apartado de Asuntos Internos por su enfrentamiento con Villarejo -que se remonta a la 'operación Emperador' contra la mafia china--, Martín Blas fue destinado al Consejo Asesor hasta que el juez Zamarriego le requirió para investigar el 'caso Nicolay'. En este marco, Martín Blas remitió el pasado 20 de mayo un informe al juez en el que solicitaba la detención de Villarejo, a quien responsabilizaba de la grabación. También pedía la detención de su pareja y la del periodista que publicó las primeras informaciones sobre el arresto del 'pequeño Nicolás', así como la imputación de otras diez personas, entre ellas el exdirector adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino.

Fuentes jurídicas presentes en la declaración de Villarejo han asegurado que este comisario, que se presenta a sí mismo como "agente encubierto", ha asegurado no conocer al 'pequeño Nicolás' y que se enteró de la grabación a Martín Blas y el resto de agentes a través de los medios. Según él, esto fue "objetos de chanzas" en el cuerpo por la sorpresa que causó que un responsable de Asuntos Internos hubiera sido sorprendido de esta forma.

"PANDA DE DELINCUENTES"

La mala relación entre Villarejo, que se jubila este agosto, y Martín Blas ha quedado patente durante la comparecencia ante el juez Zamarriego. El instructor ha llegado a llamar la atención en varias ocasiones al compareciente por insultar al excomisario al llamarle "torpe" e incluso referirse a su entorno como "panda de delincuentes", según fuentes presentes en el interrogatorio. 

0 Comentarios