Ir a contenido

foro primera plan@

Rajoy afirma que la gran coalición con el PSOE ayudaría a "resolver" la cuestión catalana

"La mayoría de catalanes están cansados de hojas de ruta que no llevan a nada", afirma el líder del PP

Precisa que volverá a descartar presentarse a la investidura si no tiene los apoyos asegurados

Rafa Julve

Mariano Rajoy, en el foro Primera Plan@ que organiza EL PERIÓDICO. / RICARD FADRIQUE

Mariano Rajoy, en Coloquio Primer@ Plan@
El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención en el foro Primera Plana de EL PERIÓDICO.

/

Mariano Rajoy ha relacionado este martes en el foro Primera Plan@ que organiza EL PERIÓDICO uno de los temas candentes de la campaña, los pactos poselectorales, con otra cuestión por la que hasta la fecha había pasado de puntillas en sus mítines, el debate soberanista catalán. El cabeza de cartel del PP ha aprovechado su propuesta de formar una "gran coalición" con el PSOE al estilo del Ejecutivo alemán para afirmar que esa fórmula contribuiría a "resolver" el pulso independentista. Apelando a las expresiones quijotescas que tanto le gustan, dicha alianza sería para él un bálsamo de Fierabrás tanto en el debate territorial como en muchos otros aspectos, pues aportaría "estabilidad" al país.

El domingo pasado, en el único mitin que ofrecerá en Catalunya antes de las elecciones del 26-J , en Lleida, Rajoy solo hizo alguna mención a que "la unidad de España no se toca" y hurgó levemente en el "espectáculo" que se llevan el Govern de Junts pel Sí y los "radicales" de la CUP. En esta ocasión, sin embargo, se ha explayado en la cuestión y ha seguido percutiendo en la desorientación soberanista que se constató con el veto de los anticapitalistas a los presupuestos de la Generalitat. "La mayoría de catalanes están cansados de hojas de ruta que no llevan a nada", ha afirmado.

EL "SALVAJE OESTE"

No se ha movido ni un ápice el presidente del Gobierno en funciones de su posición contra cualquier atisbo de referéndum. Ha querido mostrar un tono conciliador con el soberanismo, pero ha advertido de que su oferta de diálogo está condicionada al abandono de "debates estériles" y al cumplimiento de la ley, porque "respetar las normas es lo que nos diferencia del salvaje oeste". En su afán de concentrar el voto en su partido y que no se 'fugue' a Ciudadanos, el líder popular ha hecho una apelación directa a los "moderados catalanes" para que recuperen la "iniciativa que les han arrebatado los radicales". Les ha instado a implicarse en el "proyecto común" influyendo por ejemplo en la reforma del sistema de financiación que tanto Convergència como ERC ya han descartado liderar.

Mariano Rajoy

Candidato del pp

"En cualquier otro país de Europa, el PP y el PSOE nos hubiéramos puesto de acuerdo para evitar que se repitieran elecciones"

Arropado por la cúpula del PP catalán ante un auditorio con 250 personas, Rajoy ha vuelto a tender la mano al Govern de Carles Puigdemont para resolver "los problemas que importan" a los catalanes y ha aprovechado la pregunta de un lector sobre los continuos incidentes en Rodalies para volver a hacer una carambola de temas. Sobre la cuestión propiamente dicha, el pandemonio ferroviario, el mandatario popular ha subrayado que el Ejecutivo central sí que invierte en la red de trenes catalana (aunque ha mencionado sobre todo el AVE y el corredor mediterráneo), y a partir de ahí se lo ha llevado al terreno que le interesaba para manifestar que en asuntos de este tipo -y no sobre la independencia- su Gabinete está dispuesto a dialogar con la Generalitat para encontrar soluciones.

"VIAJE A NINGUNA PARTE"

Infraestructuras, la reforma del modelo de financiación, los cambios en el sistema educativo, la lucha contra el terrorismo... De nuevo Rajoy ha vuelto a mencionar que la "gran coalición" sería una herramienta muy útil para sacar adelante asuntos de este calado y evitar la "inestabilidad" y la involución económica que, en su opinión, implicarían un gobierno de "extremistas" (léase Podemos) o la persistencia de los soberanistas en "romper" el país.

"En cualquier otro lugar de Europa, el PSOE y el PP nos hubiéramos puesto de acuerdo para evitar la repetición de elecciones", ha espetado el candidato conservador. Para él sería un "disparate" acabar abocados a unos terceros comicios por la falta de acuerdo, aunque en su partido haya voces que no lo descartan visto el reparto de fuerzas y las líneas rojas que se marcan entre ellas. "La gran coalición era la mejor fórmula para gestionar el complicado resultado del 20-D, pero curiosamente fue la única formula que no se estudió en este viaje a ninguna parte", se ha quejado Rajoy.

REFORMA CONSTITUCIONAL

En estos momentos no parece que los socialistas estén por la labor que reclama el líder del PP, y menos teniendo en cuenta que él tampoco se muestra muy predispuesto a acometer la reforma de una Constitución que "es la piedra angular" de la convivencia en España.

Mariano Rajoy

Candidato del PP

"Animo a los catalanes moderados a que retomen la iniciativa que les han arrebatado los radicales, a contribuir con sus aportaciones a diseñar un nuevo sistema de financiación" 

El PP siempre ha sentenciado que no retocará la Carta Magna si es solo para contentar a los independentistas y no iba a ser su presidente quien lo desmintiera. Es más, Rajoy ha dicho estar abierto a esa reforma, pero eso no quiere decir ni mucho menos que sea él quien la impulse ni tampoco que acepte cualquier modificación. "Dicen que quieren hacer una reforma federal de la Constitución, ¿pero eso qué es? Primero hay que saber adónde va uno y a partir de ahí ponerse a hablar. No veo ninguna necesidad en hacer una reforma sin saber para qué", ha sentenciado en una de las múltiples pullas cargadas de ironía que ha dedicado al PSOE.

PACTOS POSELECTORALES

En cuanto a los pactos electorales, el líder popular ha dejado claro que su postura será la misma que aplicó tras el 20-D. No acepta vetos ni de Ciudadanos ni del PSOE porque "el veto solo muestra la debilidad de quienes no quieren dialogar con el que piensa diferente". Su comportamiento será tan idéntico al de la microlegislatura que también ha subrayado que no se presentará a un debate de investidura si no tiene asegurado que saldrá del Congreso con el cargo de presidente, lo que le ha conllevado la posterior réplica tanto de C's como de los socialistas. Albert Rivera le ha acusado de mantenerse en una posición inmovilista y de bloqueo. "Para poder formar gobierno y liderar un cambio hay que querer y hay que decirle sí al Rey", ha avisado. "Que nadie tire su voto a Rajoy porque, como sabe que no va a tener esos 176 escaños, volverá a decir que 'no', dará un pasito atrás y seguirá fumándose un puro", se ha despachado el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando

Tampoco esas palabras tienen posibilidades de provocar un giro copernicano en la estrategia del mandatario popular. Él no lo ha dicho, pero su renuncia no solo revolucionaría el Gobierno. Un paso atrás suyo abriría la caja de los truenos en su partido, pues las diferentes facciones iniciarían una guerra intestina para hacerse con el poder interno. Así lo admiten fuentes conservadoras. Según ellas, la onda expansiva de ese terremoto afectaría también seguramente a los congresos autonómicos que el partido prevé celebrar tras las elecciones... si es que hay acuerdo de investidura.

0 Comentarios
cargando