Ir a contenido

Rajoy se reivindica como "católico" y continua con sus críticas a Podemos

El presidente cree que España crecerá al 3% pero se muestra preocupado por el parón en la construcción que propician los ayuntamientos 'morados'

P. M. / MADRID

El presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy junto a la secretaria general del PP Maria Dolores de Cospedal durante la tradicional procesion del Corpus Christi en la plaza de Zocodover de Toledo

Mariano Rajoy, junto a la secretaria general del PP,  Maria Dolores de Cospedal, durante la tradicional procesión del Corpus Christi en la plaza de Zocodover, en Toledo. / EFE / HÉCTOR MARTÍN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de gira preelectoral por España, ha visitado este jueves Toledo para participar en la celebración del Corpus Christi, donde ha recordado su devoción "católica" y su respeto a las "viejas tradiciones". Pese al carácter religioso y festivo de la festividad, el líder del PP ha aprovechado, no obstante, para continuar con su campaña cara al 26-J y ha recordado que esta mañana se ha conocido que la economía española ha crecido un 0,8% en el primer trimestre y que, aunque la previsión anual es de un aumento del 2,7% del PIB, España podría crecer en el 2016 al 3%.

Para ello, ha recordado que es necesario que en las urnas se imponga la "sensatez", es decir, que los españoles opten mayoritariamente por su partido que, según repite constantemente, es el único capaz de "consolidar la recuperación económica" y garantizar que continue creciendo el número de empleados.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo en funciones ha subrayado que en los tres primeros meses del año han expermientado un comportamiento positivo todos los sectores. Aún así, ha mostrado su preocupación por la construcción, un sector que, según ha puesto de manifiesto, sufre "la incertidumbre política" y "algunas decisiones de ayuntamientos que están paralizando la obra pública", en referencia a consistorios gobernados por Podemos en coalición o con el sustento del PSOE como el de Madrid, donde se ha paralizado una importante operación urbanística. 

De esta forma ha continuado con sus críticas a Podemos, el objetivo a batir que el PP se ha marcado en la campaña, en busca de debilitar al PSOE y C's y que los votos de los españoles que temen un Ejecutivo de Pablo Iglesias vayan a parar al partido conservador. 

0 Comentarios