Ir a contenido

PERSPECTIVAS DE UN CAMBIO EN EL EJECUTIVO DE MAS

A favor del bipartito a tres

El 42,8% de los catalanes, en especial votantes de ERC y CiU, verían bien la entrada de Junqueras en el Govern

Crece la mala percepción sobre el Ejecutivo catalán

XABIER BARRENA
BARCELONA

Los catalanes creen necesario un Govern en coalición entre las dos primeras fuerzas del Parlament: CiU y ERC. El 42,8% de los encuestados por el GESOP ven con buenos ojos la formación de este Ejecutivo bipartito (formado por tres fuerzas, valga la paradoja) tan antitéticas como ERC y Unió, con CDC como aglomerante y pieza principal, siquiera porque el president Artur Mas luce sus colores. El 23,8% de los catalanes verían mal esa entente y el 22,1%, ni bien ni mal.

Los votantes de ERC, con el 68,2%, son los que más entusiasmo muestran con esa coalició grossa, casi 10 puntos por encima de los que eligieron a CiU en el 2012 (58,9%). Quepa aquí apuntar que los 50 diputados obtenidos por CiU, según esta encuesta, se quedan en 30, y que mucho recuerdo de voto de la federación es, según el propio barómetro, nuevo votante republicano.

Los que optaron por la CUP apuestan, en el 52,4% por la entrada de ERC en el Govern, frente al 9,5% que lo valora de manera negativa. El 38,1%, ni bien ni mal. Entre los electores del otro partido firmante del pacto de la consulta, ICV-EUiA, la posible coalición cuenta con la aprobación del 41,4% y la censura del 18,6%, mientras que el 37,1%, ni frío, ni calor.

En el PSC también dominan los que dan el plácet, con el 39,2%, frente al 27,8% a los que no les gusta. Hay que ir al PP (65,2%) y a Ciutadans (55,8%) para hallar porcentajes mayoritarios de contrarios al posible Govern Mas-Junqueras.

Gestión del Govern

Una razón por la que la entrada de los republicanos puede ser bien valorada es por buscar un revulsivo. La opinión sobre la gestión del Ejecutivo catalán no solo sigue siendo negativa, sino que, por primera vez en año y medio, crece el porcentaje de quien cree que es mala o muy mala. Hasta el 43,4% suscriben esa frase, por el 39,8% de febrero. Los que aseveran que es buena o muy buena caen del 27,6% al 26,5%. La opinión sobre si Mas esta siendo un buen president sigue la tónica de los últimos barómetros. El 54,3% creen que no y el 37,3%, que sí. Por el 52,9% a 40,9% de febrero.

En cuanto a la situación de Catalunya, los encuestados parecen mostrar un poco de optimismo. O menos pesimismo, para ser exacto. Si en febrero el 62,9% afirmaban que, en el último año, había empeorado, ahora es solo el 43%. El 44,1% mantienen que Catalunya está igual y el 10% que ha mejorado (el 15,8% hace cuatro meses).

Y en cuanto al futuro, el 16,5% de ciudadanos afirman que Catalunya empeorará, nueve puntos menos que en el barómetro anterior. Los que sostienen que mejorará caen 14 puntos, del 47,8% al 33,6%. Quizá porque hace cuatro meses muchos pensaban que a peor no se podía ir y solo cabía ir hacia arriba. El gran aumento se produce entre los que creen que en el 2015 se vivirá un panorama igual al del 2014: han pasado del 8,3% al 32,8%.

0 Comentarios
cargando