Ir a contenido

Los embajadores de la UE aseguran que Margallo no les ha hablado de Catalunya

Fuentes de Exteriores explican que en la reunión se ha abordado la crisis, Siria y las elecciones alemanas

ACN / Madrid

Los embajadores de los 27 países de la UE en Madrid han asegurado este jueves que en la reunión convocada por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en la sede del ministerio no se ha abordado la cuestión soberanista catalana. Tras un desayuno de trabajo de una hora y media, los representantes diplomáticos han explicado que el asunto no ha estado presente en el encuentro y que no les toca a ellos informar sobre los temas que se tratan en este tipo de reuniones. Fuentes del ministerio consultadas por la ACN habían apuntado que Catalunya sería uno de los aspectos a tratar en la reunión, pero dichas fuentes han comunicado este jueves que en el encuentro se ha limitado a hablar de la situación económica en Europa, las elecciones alemana y Siria.

Este desayuno de trabajo coincide con la ofensiva del Gobierno central para frenar la ola soberanista catalana. El Ejecutivo quiere conseguir que la Unión Europea y sus estados miembros dejen claro, cada vez que sean interpelados sobre la cuestión, que una hipotética independencia de Catalunya implicaría forzosamente la salida del marco comunitario. Fuentes del PP apuntan a Margallo y su ministerio como una pieza clave de la estrategia del Gobierno para detener cualquier posibilidad de apoyo al proceso o de reconocimiento a un Estado catalán por parte de un estado miembro de la UE.

La Moncloa busca que Europa repita el mensaje lanzado esta semana por el vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia: "Si una parte de un Estado miembro de la UE se segrega, este territorio deja de pertenecer a la Unión". Exteriores quiere evitar también que se repitan los episodios de simpatía hacia la causa soberanista. La semana pasada, y coincidiendo con la Vía Catalana, los primeros ministros de Lituania y Letonia respaldaron el derecho a decidir y abrieron la puerta al reconocimiento de Catalunya si lograse ser un nuevo Estado. Margallo citó a los dos embajadores en la sede del ministerio y forzó que ambos gobiernos hicieran públicos comunicados de desmentido en la que acusaban a la prensa de haber tergiversado sus palabras.

Tras la reunión, el titular de Exteriores almorzará con el comisario de Mercado Interior y Servicios de la Comisión Europea, Michel Barnier, que este miércoles ya hizo unas declaraciones desde Bruselas en las que incidió en que, "desde el punto de vista de los tratados, "Catalunya quedaría de facto fuera de la Unión" si se independiza.

0 Comentarios
cargando