Ir a contenido

Rajoy y Merkel conversan brevemente tras su cruce de acusaciones

El presidente español insiste en pedir políticas de crecimiento ante el desdén de la cancillera

JUAN RUIZ SIERRA / Santiago de Chile (Enviado especial)

Lo más parecido que ha habido nunca a un enfrentamiento abierto entre Mariano Rajoy y Angela Merkel se ha dado estos últimos días en Santiago de Chile. El presidente español y la canciller alemana mantendrán una larga reunión el próximo 4 de febrero en Berlín, en el encuentro bilateral entre ambos países, pero antes de eso los dos mandatarios, como calentamiento de la cita, cruzaron críticas sobre las políticas que uno y otro lleva a cabo. Rajoy quiere que Merkel apruebe “políticas expansivas” para estimular la economía. Y esta contesta que no piensa hacer nada más, y que España debería dedicarse a poner un mayor énfasis en sus exportaciones, sin descuidar la vía de la austeridad. Todo a las claras, en sendas ruedas de prensa, durante una cumbre entre la UE y Latinoamérica en la capital chilena que ha servido este domingo para que los dos se vean brevemente.
La conversación no ha durado más de 10 minutos. Ha sido en la sala que reúne a todos los mandatarios, justo antes de que comience la última reunión a puerta cerrada. Según fuentes de la Moncloa, Rajoy tiene previsto insistir en la necesidad de que aquellos países de la UE que crecen económicamente (referencia inequívoca a Alemania) hagan un esfuerzo mayor frente a aquellos, como España, que están centrados en la reducción de su déficit público.
 

Políticas expansivas

Algo similar dijo el presidente del Gobierno el pasado viernes. Después de que Merkel abogase por “medidas puente” para atajar el elevadísimo desempleo juvenil (superior al 50%), Rajoy señaló: “Lo que debe hacer España es reducir su déficit. En estos momentos, España no está en condiciones de hacer políticas expansivas, pero yo creo que aquellos países que pueden hacerlo, deben hacerlo. Porque la UE necesita crecer”.
 
Menos de 24 horas después, también en Santiago de Chile, Merkel fue tajante al decir que su país ya estaba haciendo su parte. “En Alemania intentamos contribuir de la manera como lo dijo mi homólogo español, en el sentido de incrementar el consumo interno y bajar la carga impositiva a la población para que aumente su consumo y de esta manera elevar también las importaciones de Alemania y que esto pueda ayudar a otros países. Pero tengo que decir que la política expansiva también incluye que todos los países europeos tengan productos competitivos para vender en esos mercados internacionales”, zanjó la cancillera.
 
0 Comentarios