Ir a contenido

El Supremo anula unas oposiciones por exigir el catalán

El proceso selectivo fue convocado por la Generalitat pero para un puesto de funcionario estatal

MARGARITA BATALLAS / Madrid

La sala de lo contencioso administrativa del Tribunal Supremo ha anulado unas oposiciones convocadas por la Conselleria de Governació y Administracions Públiques en el 2009 por haber exigido una prueba de catalán obligatoria y eliminatoria a los aspirantes a un puesto de funcionario estatal.

En la resolución se explica que "tratándose de un proceso selectivo dirigido a obtener la condición de funcionario estatal, con posibilidad de servir puestos en cualquier corporación local de España, carece de justificación razonable establecer como una parte o fase de ese proceso selectivo, con el carácter de obligada y eliminatoria, una prueba sobre conocimientos de lengua catalana".

Habilitación estatal

Además, los togados sostienen que esta exigencia "coloca en una situación de injustificada desigualdad, en relación con quienes concurran en los convocados en otros territorios, a las personas que deseen participar en los procesos selectivos de acceso a la condición de funcionarios de habilitación estatal convocados".

Asimismo, en la sentencia se explica que "la conveniencia del conocimiento de la lengua catalana para el desempeño de puestos en Catalunya puede ser atendida estableciendo, en los concursos ordinarios anuales de provisión de puestos de las corporaciones locales de Catalunya, la valoración del conocimiento de dicha lengua en los términos previstos en la legislación autonómica respectiva".

Por ello, el alto tribunal anula la convocatoria de estas oposiciones. El pasado mes de junio, esta sala también anuló la ley que regulaba el uso del catalán como lengua vehicular en la enseñanza para niños de tres a seis años.

0 Comentarios