Ir a contenido

POLÉMICA EN EL ÓRGANO DE GOBIERNO DE LOS JUECES

Dívar tacha de «miseria» los 6.000 euros en viajes que cargó al CGPJ

Un vocal del Consejo del Poder Judicial le acusa de malversación

MARGARITA BATALLAS
MADRID

El vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), José Manuel Gómez Benítez, comenzó a sospechar en octubre del 2010 que el presidente de este organismo, Carlos Dívar, cargaba sus gastos personales a las cuentas del Consejo, pero hasta el mes pasado no le fue facilitada la información. Tras conocer los datos, denunció a Dívar ante la fiscalía del Estado por un posible delito de malversación. El presidente del CGPJ negó ayer esta acusación y calificó de «miseria» los 6.000 euros que supuestamente ha cargado al órgano de gobierno de los jueces por sus viajes a Marbella.

Gómez Benítez ha denunciado al fiscal por seis viajes que Dívar realizó entre septiembre del 2010 y noviembre del 2011. Fueron fines de semana, sin que constasen como actividades oficiales, y en los que se hospedó en hoteles de cinco estrellas en Puerto Banús. El CGPJ ha pagado un total de 5.658 euros por estas estancias y que incluyen, por ejemplo, billetes del barco a Ceuta, comidas y bebidas en el restaurante de la piscina del hotel y cenas para dos personas en Marbella. Dívar defendió ayer que sus gastos han sido fiscalizados por la Intervención del Estado. Y sostuvo que se ha hecho cargo de sus gastos personales en estos viajes privados. Sin embargo, Gómez Benítez considera que existe un desvío de fondos públicos.

EN MANOS DEL SUPREMO / El vocal recibirá hoy información sobre el resto de viajes realizados por Dívar desde el 2009, cuando accedió al cargo. Si finalmente se confirma que realizó otra docena de desplazamientos similares, Gómez Benítez ampliará la denuncia que está siendo examinada por el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan José Martín Casallo, por orden del fiscal del Estado, Eduardo Torres-Dulce.

El resto de vocales decidieron no mover ficha hasta que lo haga la fiscalía. Gómez Benítez descartó presentar su dimisión si el fiscal archiva su denuncia. Sin embargo, si este último abre una investigación para examinar, por ejemplo, toda la documentación que le ha remitido Dívar, la situación del presidente se puede complicar, aunque él está dispuesto a aguantar la presión. PSOE y PP le han pedido explicaciones.

0 Comentarios