Ir a contenido

EL CAMBIO DE LA CARTA MAGNA

PSOE y PP pactan la reforma constitucional sin una cifra tope de déficit

El acuerdo elude la celebración de un referendo y establece que el porcentaje máximo se concrete en una ley posterior

EL PERIÓDICO / Barcelona / Madrid

El PSOE y el PP han pactado la reforma de la Constitución. El pacto final no establece ninguna cifra máxima de déficit público, lo que otorga un amplio margen de flexibilidad a las administraciones para aplicarlo y la hace aceptable para los irritados dirigentes del PSOE. Los intensos contactos se mantuvieron durante toda la jornada coincidiendo con la demanda del candidato socialista a las elecciones generales del próximo 20 de noviembre, Alfredo Pérez Rubalcaba, de que en la propuesta de regla de estabilidad presupuestaria no figurara esa cantidad límite. Rubalcaba tiene claro que las cifras del techo del déficit deben desarrollarse en una ley orgánica posterior, menos rígida que la Carta Magna. Esa ley es el fleco que queda de la negociación llevada a cabo y que elude la celebración de un referendo. CiU no se ha pronunciado oficialmente sobre el acuerdo, aunque su apoyo u oposición no frenará la aprobación de la medida.

La presentación de la reforma constitucional en el Parlamento se llevará a cabo en el Consejo de Ministro, agotando así el límite del plazo fijado para ello y también se presentará de forma simultánea la ley orgánica que incluya los datos, aunque esta última podría no quedar aprobada antes de que acabe la legislatura por los plazos tan ajustados.

Después del malestar que la reforma exprés de la Constitución había causado en las filas socialistas, Rubalcaba había decidido asumir las riendas de la negociación y lo ha hecho con los objetivos de garantizar una cierta flexibilidad y el mayor consenso posible.

Flexibilidad suficiente

Así, Rubalcaba ha querido asegurarse de que "la letra pequeña" de la reforma constitucional garantice una flexibilidad suficiente como para que el Gobierno de turno tenga margen de maniobra ante hipotéticas situaciones de emergencia, en las que podría ser necesario no mantener un déficit cero. Evita coartar uno de los instrumentos fundamentales de cualquier política económica.

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Saenz de Santamaría, había afirmado por la tarde que la negociación sobre la reforma constitucional estaba "muy avanzada, muy cerca del acuerdo definitivo" y "está siendo muy fluida y fructífera, como se planteó desde el principio". En un comunicado, la dirigente popular ha subrayado que esto ha sido posible "gracias a que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, han compartido, desde que se planteó la reforma, la necesidad de emprenderla". Además, ha explicado que los contactos entre ambos han sido "frecuentes y constantes, con intercambio de documentos", para dirigir la negociación que se ha desarrollado por parte de las direcciones de los grupos parlamentarios

La directora de la campaña electoral del PSOE, Elena Valenciano, también destacó que Rubalcaba ha trabajado para lograr avanzar en acuerdo con el PP sobre la reforma constitucional que fije el tope de déficit que, ha apuntado, espera que se cierre "en las próximas horas".


0 Comentarios
cargando