Ir a contenido
Mourinho, tras el partido empatado ante el Burnley.

La pantomima de Mourinho

Albert Guasch

El técnico del United pone el marcha el ventilador de las culpas ajenas

No está teniendo unas buenas fiestas José Mourinho. Cada vez que ha hablado por estas fechas, ha sonado como Mr. Scrooge, el famoso personaje que odiaba la Navidad. Todo está mal. Los resultados no acompañan a su Manchester United. Y cuando eso sucede ya se sabe cuál es la táctica preferida del portugués: rostro crispado y ventilador de las culpas en marcha.

El United empezó el intenso calendario navideño de la Premier con un embarazoso empate en campo del Leicester, que igualó con un jugador menos en el minuto 94. Por 'Boxing day', otro empate, esta vez en Old Trafford, frente al recién ascendido Burnley y las muecas de fastidio de Sir Alex Ferguson en las gradas.

Para ambos reveses encontró 'Mou' responsables ajenos a su gestión. El día del Leicester arremetió contra sus jugadores por sus "decisiones infantiles" y "falta de madurez". El día del Burnley reclamó más dinero para fichajes e igualarse con el Manchester City. Los 322 millones que se ha gastado hasta la fecha no le llegan. "No es suficiente", dijo sin rubor. Sus ricos vecinos han desembolsado 400 para Guardiola. Es la excusa del día. Mourinho siempre logra distraer la atención. Como las pantomimas que se representan por estas fechas por toda Inglaterra, el portugués recurre a entretenidos números escénicos que hacen olvidar la fábula original.

Tras la derrota ante el City organizó un tumulto que apartó la mirada pública de su ruin planteamiento. Se levantó de una rueda de prensa haciéndose el digno porque se le preguntó más por lo del City que por su siguiente rival. "Qué falta de respeto por el Bournemouth". Y tras caer días después ante el segunda Bristol, en la Copa de la Liga, se atrevió a achacarlo a la mala suerte.

Lo curioso es que las cifras del United son correctas. Sigue vivo en Copa Champions, y cualquier otro año aún bregaría en buenas condiciones por la Premier.

Maldita Navidad, decia Mr. Scrooge. Maldito Guardiola, debe de pensar Mourinho.

0 Comentarios
cargando