Ir a contenido
Messi protesta el gol no concedido el domingo en València.

Lo que el ojo sí ve

Mónica Marchante

La jugada de Messi ha alejado el foco del VAR y lo ha puesto el foco en el `ojo de halcón¿

La deliciosa semana copera nos ha distraído un rato del último episodio en nuestra liga. Sí, el gol que marcó Messi en Mestalla y que no subió al marcador, salvo en una casa de apuestas que decidió darlo por válido ante la evidencia de que el balón había entrado. Se trata de no estafar a los apostantes, debieron de pensar.

La pregunta es hasta cuándo podrán producirse situaciones semejantes en la llamada «mejor liga del mundo» y por qué no se está empleando la tecnología que evitaría que se vuelvan a producir ridículos como el de Mestalla.

Con la suspensión de Villar

¿Podemos imaginar algo así en la última jornada de liga y con el título en juego? Sería mala suerte, pero sí, porque ni Liga ni RFEF han hecho demasiado por evitarlo. «Si la Federación no implanta el VAR hará daño a la liga», decía Javier Tebas tras el Francia-España de París, donde el videoarbitraje invalidó un gol de Francia. «El VAR peligra en la liga si Villar sigue en la RFEF» añadía. Y efectivamente, ha sido con la suspensión de Villar cuando se ha anunciado que tendremos, al fin, VAR en España. Un empeño del presidente de la LFP a petición, curiosamente, de sus miembros más poderosos, Madrid y Barcelona.

Pero la jugada de Messi ha alejado el foco del videoarbitraje y lo ha puesto sobre el ojo de halcón. Ahí no hemos visto a Tebas tan peleón. Y es esta última una tecnología mucho más sencilla de aplicar, de hecho ya la tienen instalada los campos españoles donde se juega la Champions. ¿Por qué no hay ojo de halcón en la liga?, se le preguntó esta semana a Sánchez Arminio. «Pregúntenle a la LFP», respondió el jefe de los árbitros.

Los derechos en España

Tebas ultima la aplicación del VAR con la empresa Mediapro, la adjudicataria de los derechos del fútbol en España. La que produce todos los partidos de nuestra liga y los explota para el resto del mundo. Y en todo el mundo se ha visto cómo la liga no es capaz a día de hoy de ver ni resolver que ese balón había entrado. Ni con el ojo humano ni con el de las cámaras.

La empresa de Roures que produce los partidos de la LFP tiene una tecnología similar al ojo de halcón, pero no está homologada por FIFA. La homologada vale cuatro millones. De un presupuesto de más de 1.600 millones de euros la LFP rehusó emplear cuatro para el ojo de halcón, adecuarse a los tiempos, mejorar y también ayudar y proteger al árbitro.

Si los clubs que ahora claman por la tecnología de gol no aprobaron invertir ese dinero en ello, no tienen derecho a quejarse. Ni a 'rajar' al árbitro. Y si la decisión no es de ellos, que pregunten a Tebas. Porque 2 y 2 siguen siendo 4. Con o sin Mediapro.
 

0 Comentarios
cargando