Ir a contenido

Pequeño observatorio

calor

Los climas también son personales

Josep Maria Espinàs

Los meteorólogos suelen hacer sus anuncios con un punto necesario de prudencia


Cuando escribo estas líneas está haciendo mucho calor en Barcelona. Parece que también en muchos lugares de Catalunya. No sé si, por ridiculizar a los pronosticadores del tiempo, habrá en algún momento una bajada de temperaturas no prevista. Pero corro a decir que esto de los pronósticos sobre el clima no son ridiculizables, porque no tienen nada de pretensión dogmática. Los meteorólogos suelen hacer sus anuncios con un punto necesario de prudencia. «Es probable, es previsible, todos los síntomas hacen pensar que, si no se produce un hecho inesperado...».

El clima es una suma de condiciones atmosféricas que no nos proporcionan ninguna garantía de producirse tal como mandan los modelos de las estaciones del año. La misma dosis de incertidumbre aparece en la palabra 'clima' cuando se aplica a diversas situaciones que se producen en el ámbito social. «Ante aquel proyecto hay un clima favorable, o negativo, o indiferente». Podríamos decir que las decisiones que prosperan son las que tienen una calidez compartida, y las que fracasan lo hacen por la frialdad ambiental.

Hay climas, pues, que no son atmosféricos. Los humanos podemos crear climas de simpatía, personal o ideológica. Y si me pregunto porqué dura tanto esa peña que nos reúne periódicamente desde hace tantos años, cada tres semanas, la explicación más probable del éxito es la voluntad de todos de crear un buen clima de convivencia. Una opinión discrepante no obliga a levantar el tono de voz. En una obra de teatro o en una película, el clima que ha creado un autor es más importante a menudo que el argumento.

Explicación y excusa. Al lector le puede sorprender que en un reciente artículo dijera que empiezo las vacaciones. Es un artículo que escribí hace unos días pensando que tenía que avisar que esta columna estaría temporalmente ausente. Dicen que el «feina feta no té destorb». Perdonen, pero a veces el trabajo se tiene que rehacer. 
 

Temas: Calor

0 Comentarios