Ir a contenido
Macron, tras votar en Le Touquet

Los 99 días de Macron

Albert Sáez

Macron es el presidente francés con más poder de las últimas décadas para resucitar el eje franco-alemán

La crisis de los refugiados es la gran oportunidad de la UE para relanzar el proyecto europeo de base social

Este martes, 20 de junio, cuando se celebra el Día Mundial de las Personas Refugiadas, faltan 99 días para que venza el plazo que se dieron los miembros de la Unión Europea para cumplir con las cuotas de asilados de la guerra en Siria a las que se comprometieron tras la crisis humanitaria de hace dos veranos y el vergonzoso pacto de confinamiento con Turquía. A España le asignaron una cuota de 17.377 personas. Con los datos de este lunes, faltan por llegar 16.033 como lleva días denunciando la campaña #Venidya. Si no han venido no ha sido porque las comunidades autónomas y los ayuntamientos no se hayan preparado para recibirlos. No han venido porque el gobierno de Rajoy nunca ha sido muy entusiasta de su llegada, porque la Comisión Europea ha actuado con una lentitud exasperante y porque algunas de las víctimas del conflicto sirio no quieren ir a otra Europa que no sea Alemania. Si el plazo vence y la mayoría de estados miembros cumplen al mismo ritmo que España, la Unión Europea entrará en una vía muy muerta. La propia Comisión se ha dado cuenta de ello y por primera vez amenaza a los estados que no han acogido ni a un refugiado como es el caso de Hungría, la República Checa y Polonia.

La resolución de esta crisis es la gran oportunidad para el líder emergente en Europa, Emmanuel Macron, el presidente de Francia que acumula más poder en las últimas décadas tras la mayoría absoluta que recogió este domingo. Macron está ahora más fuerte que la propia Angela Merkel a la espera de lo que pase en las elecciones de otoño. Si el mandatario francés da pruebas de firmeza con la reforma laboral que prepara, Europa puede volver a tener un eje franco-alemán como el que representaron en su momento Miterrand y el recientemente fallecido Kohl. Durante la crisis del euro y de los refugiados, ni Sarkozy ni Hollande estuvieron lo suficientemente fuertes para obligar a Merkel a pactar. Macron está en disposición de hacerlo, especialmente si en los próximos 99 días lidera el cumplimiento de las cuotas de acogida de los refugiados mientras la cancillera guarda un prudente silencio durante su campaña electoral. Es el tiempo de Macron

0 Comentarios